×
Redacción
Redacción
ver +

" Comentar Imprimir
20 Julio 2012 04:00:28
Cañonazos
¿Cómo dice que se llama la compañía?. 
- “Grupo Azano”, profesor. 
- Ah. ¿Y a qué se dedica?. 
- Bueno, vende azulejos, muebles para baño, impresos… 
- O sea que fabrican todo eso. 
- No. Vende. Sólo vende. Además, construye naves industriales, provee de placas para automóviles y facilita la adquisición de tecnología de punta para espionaje telefónico y otras cosas. 
- Ah caray. Una empresa que se especializa en todo. 
- No, solamente en una cosa. 
- ¿En cuál?. 
- En encarecer los productos y servicios que le pagan los gobiernos, tanto estatales como el federal. Es “coyote” o intermediaria. 
- ¿Y por qué la contratan?. 
- Ése es precisamente el asunto de la investigación a la que se encuentra sujeta. 
- Porque si vende azulejos y muebles para baño y no fabrica nada de eso, quiere decir que el Gobierno pudo haber conseguido mejores precios comprando directamente a los fabricantes. 
- De eso no cabe ninguna duda. 
- ¿Cómo es posible que esta empresa “Azano” haya podido obtener la licitación si cualquier fabricante pudo haber ofrecido mejores precios. 
- Es que no hubo licitación. Fueron contratos de asignación directa, tanto los de compra por el Gobierno de Baja California como el de Jalisco como el del Gobierno federal para surtir a la
Sedena. 
- Eso es contra la ley. 
- Sin lugar a dudas. Y el asunto es de muchos millones de pesos. 
- ¿Y lo sabe Calderón?. 
- Si lo sabe es un corrupto y si no lo sabe es un tarugo. Porque debería saberlo. 
- Oiga, ¿no es de eso de lo que se quejaban los panistas cuando decían que los priístas les daban los contratos a sus compadres?. 
- Exactamente. De donde se desprende no sólo critica la corrupción, sino que también la practica. 
- ¿Es muy necesario ese equipo que compró la Sedena para espionaje
telefónico?. 
- Puede ser que sí, pero a un costo de cinco mil millones de pesos, habría qué ver de qué equipo se
trata. 
- A ese precio debe ser mejor que el del “agente 007”. 
- Calcule usted la comisión del quince por ciento de cinco mil millones de pesos. Eso es lo que se metió a la bolsa el que autorizó la compra. 
- ¿No era la SEDENA el ejemplo de honradez y civismo que presumía
Felipe?. 
- Para que vea. Al lado de esto “los cañonazos de cincuenta mil pesos” que mencionaba Álvaro Obregón, no pasaban de ser tristes resorterazos. 
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5