×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
05 Junio 2011 04:05:18
Caos interno en el PAN
El Partido Acción Nacional (PAN) se encuentra en serios problemas frente a los comicios que se realizarán el 3 de julio en Coahuila, para renovar los poderes Ejecutivo y Legislativo.

A 24 días de que concluyan las campañas electorales, con un candidato a la Gubernatura que no levanta, no obstante al extraordinario despliegue de recursos del que está echando mano, salpicado por la guerra de lodo con que ampara su promoción política y estigmatizado por el fracaso que las estrategias del Gobierno federal han tenido en materia económica y en el combate a la inseguridad, el PAN coahuilense se enfrenta también a la posible necesidad de reemplazar a la mayoría de sus abanderados a una curul.

Y es que 12 de los 16 candidatos a diputados locales de la coalición formada por el albiazul y Unidad Democrática de Coahuila (UDC), habrían incurrido en delitos electorales que los podrían dejar fuera de la contienda.

PRIMERA LLAMADA… PRIMERA… En la mayoría de los casos las irregularidades tienen relación con asuntos de dinero, pues al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) reportaron gastos no justificados.

De sendas impugnaciones que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) presentó ante el IEPC y el Tribunal Electoral del Poder Judicial del Estado, se desprende que salvo los abanderados por los distritos I (Miguel Ángel Wheelock Aguayo), III (Laura Guadalupe Herrera Guajardo), IV (Edmundo Gómez Garza) y V (Juan Gilberto Salas Aguirre), los primeros tres con cabecera en Saltillo y el otro en Ramos Arizpe, el resto de los aspirantes panistas y udecistas se encuentran en serios problemas legales.

Se trata de José Ángel Rodríguez Calvillo (candidato por el Distrito II de Saltillo), Rogelio Román Martínez del Bosque, Alfonso Zermeño González, María Eugenia Cázares Martínez y Gabriela Casale Guerra (de los distritos VI, VII, VIII y IX de Torreón).

También de Martha Wong Garduño, del Distrito X de San Pedro; Arturo Castellanos Cruz, del Distrito XI con sede en Frontera; Héctor Javier Liñán García, del Distrito XII de Monclova; Alberto Ramos Jiménez, del distrito de Múzquiz; Ignacio Lenin Flores Lucio, del Distrito XIV de Sabinas; Emilio de Hoyos Montemayor, del Distrito XV de Acuña y Armando Ignacio García Villarreal, del Distrito XVI de Piedras Negras.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA… Transgredir las leyes electorales de Coahuila no es cosa fácil para los partidos políticos y sus candidatos, pues el estado es pionero en contar con mecanismos jurídicos y de revisión financiera suficientes para mantener a raya a los protagonistas de la contienda.

Por ejemplo, la entidad es la única en el país en someter a los partidos políticos y candidatos a un proceso de fiscalización triple para conocer con detalle la aplicación de sus gastos.

En el arranque de las campañas electorales los partidos están obligados a presentar un informe financiero en el que explicarán la planeación económica a realizar.

A la mitad de la campaña están obligados a entregar un informe parcial en el que enteran a las autoridades sobre los avances de ese proyecto original de gastos, y al término del periodo de promoción electoral deben cumplir con un informe final de gastos.

Cada proceso de información es revisado con lupa por auditores del Instituto Electoral, facultados para indagar en estados de cuenta bancarios, en el listado de proveedores mostrado por los partidos y en campo para corroborar que la información proporcionada coincida con la realidad.

Esto permite, por ejemplo, que cada anuncio panorámico que se instala, los folletos que se distribuyen en los cruceros, los engomados que se colocan en cientos de automotores, las banderillas y el resto de la propaganda electoral entren en un proceso de revisión de costos.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS… En el caso de José Ángel Rodríguez Calvillo, abanderado panista en el Distrito II de la capital coahuilense, la denuncia que hay en su contra es porque presumiblemente renunció de forma extemporánea al cargo que desempeñaba como delegado de la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno federal en el estado de Hidalgo.

De acuerdo con los datos que se conocen, el ex funcionario federal fue relevado en el cargo el 3 de marzo, y para participar como candidato a diputado debió haber quedado fuera del servicio público a más tardar el 13 de febrero, es decir, un día antes del periodo dispuesto por la ley para que los partidos eligieran o designaran candidatos a legisladores locales.

En lo que respecta al resto de los candidatos panistas impugnados, las investigaciones que se realizan están relacionadas con “extraños” reportes financieros que hicieron a la autoridad electoral.

Originalmente los abanderados informaron al Instituto Electoral que no realizarían precampaña electoral al ser los únicos aspirantes a esa nominación, pero al acercarse el 17 de marzo, fecha establecida por el Código Electoral para la presentación del informe final de precampañas, reportaron gastos aplicados durante ese mismo periodo.

En síntesis: los candidatos del PAN y UDC primero dijeron que no harían precampaña y después informaron de gastos hechos en el proceso interno en que participaron.

La desorganización en el seno del Partido Acción Nacional, los errores cometidos por sus estrategas electorales, el desconocimiento de las leyes vigentes y en ocasiones hasta la mala fe para transgredirlas y violentar el proceso electoral, resultan evidentes cuando 49 de las 50 quejas y denuncias recibidas por el Instituto Electoral en lo que va del proceso eleccionario corresponden a situaciones cometidas por el albiazul y su candidato al Gobierno estatal, Guillermo Anaya Llamas.

SE CIERRA EL TELÓN… Considerando la eventual lista de diputados de representación proporcional con base en las propuestas que presentaron y a las posibilidades de cada partido político, la siguiente Legislatura estatal será escenario para el reencuentro de viejos conocidos en la política estatal.

La nueva legislación electoral de Coahuila establece nueve posiciones plurinominales en el Congreso estatal, cinco de las cuales podrían corresponder al PRI y a los partidos políticos que lo acompañan en la alianza parcial frente a los comicios del 3 de julio.

De esta manera, quienes tienen amarrado su lugar son el ex gobernador Eliseo Mendoza Berrrueto, quien además es el virtual presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local; José Refugio Sandoval Rodríguez, del PVEM; Simón Hiram Vargas Hernández, del Panal; Samuel Acevedo Flores, del PSD y Norberto Ríos Pérez, del PPC.

Del lado de la coalición que integran PAN y UDC le están apostando a la posibilidad de acceder a dos posiciones, las cuales serían para Fernando Gutiérrez Pérez, el panista más cercano a Guillermo Anaya y para Norma Alicia Delgado Ortiz, pero solamente en teoría, pues todo indica que la también secretaria de Asuntos Electorales del comité central udecista fungirá como “Juanita” para ceder el cargo al dueño de esa organización, Evaristo Lenin Pérez Rivera.

En el PRD las cosas están dadas para que Gustavo de la Rosa Ramírez sea el representante en la siguiente Legislatura y en la novena posición entraría el dirigente del Partido del Trabajo en la entidad, Virgilio Maltos Long, por lo que el partido Convergencia y su primer candidato Fernando Rodríguez González quedarían fuera de la repartición.

Esta eventual composición del Congreso se presentaría si, como van las cosas, el PRI repite el 3 de julio la dosis que dio a sus opositores en 2008, cuando consiguió carro completo en la contienda por la Legislatura.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5