×
Lulú De Koster.
Lulú De Koster.
ver +
Lulú De Koster es periodista, egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC (1995). Ha sido Premio Estatal de Periodismo, colaboradora en redacciones de periódicos locales, editorialista, productora y conductora en medios de comunicación electrónicos. Actualmente es integrante del Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción (Coahuila) y los comentarios aquí vertidos son a nombre de la autora.

" Comentar Imprimir
26 Diciembre 2018 04:04:00
Capítulo 1000 y deuda pública
En el Informe Anual de Resultados 2017, que recientemente publicó en el sitio en internet la Auditoría Superior del Estado (Coahuila) incluye un apartado de “Estudios Especiales” con más de mil 400 páginas, en donde analiza un tema importante para las administraciones municipales. Se trata del Capítulo 1000 en los 38 municipios de esta entidad, que describe el impacto financiero registrado debido a la contratación de personal y al incremento de la burocracia en los ayuntamientos durante 2017, que es el período que abarca la documentación presentada por la ASE ante el Legislativo.

El Capítulo 1000, de Servicios Personales –como se le llama a este bloque– comprende “los recursos destinados a las remuneraciones del personal que está al servicio de los entes públicos. Son los sueldos, salarios, dietas, honorarios asimilables al salario, prestaciones y gastos de seguridad social, obligaciones laborales y otras prestaciones derivadas de una relación laboral, estos pueden ser de carácter permanente o transitorio” (ASE, Informe Anual 2017).

La austeridad en el gasto, principalmente en la contratación de personal y la apertura de nuevas plazas, con ingresos que se apeguen a la tabulación de sueldos, permitirá disminuir el gasto en este rubro para tener una mayor disposición de ingresos, y así financiar programas e incentivar la inversión pública, de la que adolecen la mayor parte de los ayuntamientos como se vio al menos en este 2018, año en el que los proyectos de infraestructura de alto impacto para la población, fueron prácticamente nulos en los 38 municipios.

En las recomendaciones que hace la Auditoría Superior del Estado en este Informe Anual de 2017, incluye la necesidad de mantener un monitoreo permanente sobre el gasto que hacen los ayuntamientos al personal en áreas administrativas y operativas, porque al reconocer que entre más se destine al pago de trabajadores, tácitamente se limita el uso de dinero para obra pública como pavimentación de calles, mejora en el servicio de recolección de basura, equipamiento de los cuerpos de seguridad, por citar algunos servicios que deberían dotar estas autoridades de primer contacto.

Aunque mucho de la baja inversión pública, y ni cómo negarlo, tiene su origen en la deuda pública estatal, de la que igualmente informa la ASE en este apartado de “Estudios Especiales”, donde advierte de la evolución mínima en el pago de la deuda pública estatal, los bancos con los que se tiene la contratación de créditos hasta 2017 (que abarca el Informe ASE 2017), el lugar que ocupa Coahuila en este rubro y los comparativos con otras entidades del país.

La Auditoría Superior del Estado, señala además que de acuerdo con indicadores de solvencia, las entidades que tienen mayor capacidad para hacer frente a sus obligaciones son: Querétaro, Hidalgo, Guanajuato y San Luis Potosí. En tanto que aquellos estados con menor capacidad son Coahuila, Chihuahua, Nuevo León y Quintana Roo.

Y agrega que “para el caso de Coahuila, su deuda se vio disminuida en 0.62%, pasó de 36, 494.0 a 36, 270.2 millones de pesos (Informe Anual 2017). Además, mantuvo su posición de endeudamiento en observación en el Sistema de Alertas de la SHCP, así como su situación crediticia, manteniendo su nivel de estabilidad”.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65