×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
20 Junio 2010 04:08:42
Caso ABC, rancio ejemplo de impunidad
“Yo soy el principal responsable, por ser una persona honrada que tiene un empleo, por tener que cumplir con un horario de trabajo, por tener la Seguridad Social que me dio la oportunidad y me dio la elección de que mi hijo entrara a esa guardería donde me dijeron que contaban con todas las medidas de seguridad.

“Yo tengo la culpa por confiar, yo tengo la culpa por pagar mis impuestos, yo tengo la culpa por ir a votar. ¡Yo soy el responsable de la muerte de mi hijo!”.

Es la sentencia de Roberto Zavala Trujillo, cuyo hijo Santiago de Jesús hace un año perdió la vida junto a otros 48 niños en el incendio dentro de la guardería ABC de Hermosillo.

Las palabras del padre de familia, empleado de una trasnacional de la capital sonorense, están consignadas en textos que el periodista Diego Enrique Osorno publicó en la revista “Gatopardo” y en su libro “Todos Somos Culpables”, y forman parte del reclamo de justicia que los ciudadanos han levantado para evitar que los responsables de la peor tragedia infantil ocurrida en México queden sin castigo.

Por lo pronto, la esperanza de que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenaran a la Procuraduría General de la República proceder contra altos funcionarios públicos federales y del Gobierno de Sonora, así como de los propietarios de la estancia infantil que se incendió, se esfumaron, pues la máxima Corte en el país determinó por mayoría de votos no estar facultada para señalar a los responsables.

PRIMERA LLAMADA… PRIMERA:
El 5 de junio del 2009 un incendio en una bodega habilitada como guardería subrogada por el IMSS, adjunta a un almacén de la Secretaría de Finanzas estatal en Hermosillo, Sonora, acabó con la vida de 31 niños y causó lesiones graves a otros 40.

Al día siguiente, el número de víctimas mortales se elevó a 38, y en una visita relámpago a los hospitales donde eran atendidos los lesionados, el presidente Felipe Calderón lanzó la promesa de que el caso se investigaría a fondo, sin importar consecuencias.

El 7 de junio los niños muertos sumaban 42, y mientras el país permanecía atónito ante la tragedia, trascendió la versión de que Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo, una de las concesionarias de la guardería, era prima de Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón.

Al día siguiente, el entonces gobernador de Sonora, Eduardo Bours Castelo, confirma el parentezco al tiempo que dos niños más se suman a la lista de fallecidos, 44 en total.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA:
Daniel Karam Toumeh, director general del IMSS, reconoce que la guardería ABC incumplía con los requisitos básicos de seguridad, no tenía extintores, ni salida de emergencia y el personal para el completo cuidado de los niños era insuficiente.

El primero en caer fue el delegado del IMSS en Sonora, Arturo Leyva Lizárraga, y como si el asunto se tratara de dinero, más que de justicia, la misma institución autoriza la entrega de 155 mil pesos para los familiares de niños muertos y de 234 mil pesos para las familias de los menores heridos.

El 12 de junio, otros ocho funcionarios de la delegación del IMSS, encargados de inspeccionar las estancias, fueron destituidos y la cifra de niños muertos subió a 45.

Para el 22 de junio eran 47 los niños muertos, y agentes de la Procuraduría General de la República detuvieron a dos empleados del Seguro Social y a siete más de la Secretaría de Hacienda, quienes estaban acusados de omisiones en el ejercicio de su función.

Para entonces ya se había desatado una polémica entre el Gobierno de Sonora y el federal, en un intento por delimitar las responsabilidades del caso.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS:
Carla Rochín Nieto y Sergio Antonio Salazar, respectivamente coordinadora de guarderías subrogadas por el IMSS y director de Prestaciones Económicas y Sociales del mismo organismo, fueron destituidos.

Entre el 27 y 28 de julio dos menores más murieron y la cifra de víctimas se colocó definitivamente en 49.

El 29 de ese mismo mes, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos soltó un pronunciamiento respecto a la tragedia, donde dijo que ésta se hubiera podido evitar si la guardería habría tenido más personal para rescatar a los menores y detectores de humo.

El 6 de agosto de ese mismo año, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determina investigar por su cuenta los hechos, al tiempo que un juez federal ordena la aprehensión de Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo, a quien considera responsable de homicidio culposo.

A la vuelta del año, el 12 de mayo del 2010, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, hizo pública su creencia de que el incendio en la guardería ABC fue provocado, pero no ofreció más detalles de esos indicios.

INTERMEDIO…
En política, cuando no hay tablas, aflora la inmadurez, el agandalle y las ganas de ir por lo perdido motivados sólo por la avaricia. Es el caso del profesor Samuel Rodríguez Martínez, a quien del plato a la boca se le puede caer la sopa.

En la primera semana del mes en curso, en Monclova, el gobernador Humberto Moreira Valdés anunció que aplicaría una serie de cambios en su administración.
Anticipó la salida de Javier Villarreal Hernández de la Secretaría de Finanzas para ocupar la titularidad del Sistema de Administración Tributaria de Coahuila (SATEC). También, el trayecto que Víctor Zamora Rodríguez hará de la Secretaría de Educación y Cultura hacia Finanzas.

Ese par de enroques prácticamente se veía venir, era natural dada la capacidad demostrada por ambos funcionarios y su cercanía con el gobernador Moreira.
Pero el cambio anunciado que verdaderamente llamó la atención fue el de Samuel Rodríguez Martínez, quien si bien ha estado cerca del Gobernador en determinados momentos de su trayectoria como servidor público, no tiene los mejores antecedentes de eficacia al momento de desempeñar una responsabilidad gubernamental.

Además, el tiempo que Samuel presume de conocer al Gobernador de poco le ha servido, pues no ha terminado de entender que al Mandatario no le temblará la mano en caso de requerir dar a los enroques un rumbo distinto al que anunció en Monclova.

Por ello, el ex dirigente estatal del PRI debe tranquilizarse, poner los pies sobre la tierra, arreglar una adecuada salida de Monclova, donde ni el alcalde Armando Castro, ni muchos otros monclovenses, están de acuerdo con su actuación al momento de administrar y coordinar los programas sociales del Gobierno del Estado.

Samuel Rodríguez no puede perder de vista que al interior del moreirismo su futuro no es muy alentador, y menos cuando antes de asumir su nueva encomienda y demostrar con trabajo las ganas que tenía de integrar el gabinete estatal, se ha dedicado a realizar planes de cambios en la SEC, dependencia en la que si alguien llegó a poner orden en esta administración es precisamente su todavía titular.

CONTINUAMOS…
El pasado 3 de junio, el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, a quien la Suprema Corte le encomendó el dictamen sobre la tragedia, determinó que el ex gobernador de Sonora, Eduardo Bours, y el director general del IMSS, Daniel Karam, tienen responsabilidad al no haber dispuesto desde sus órganos de competencia medidas para evitar el incendio, y también refirió responsabilidad a Juan Molinar Horcasitas, ex director del IMSS, quien habría colocado en puestos de vigilancia de las guarderías a personas sin experiencia ni capacidad.

El 15 de junio la SCJN determina que no establecerá responsabilidad en contra de ninguna persona por el incendio en ABC y al día siguiente el pleno desechó por mayoría el dictamen del ministro Zaldívar, con lo cual quedan sin efecto las acusaciones en contra de Bours, Daniel Karam y Molinar Horcasitas.

SE CIERRA EL TELÓN:
Este domingo se realizará la segunda edición de la Ruta Recreativa en Saltillo, donde miles de ciudadanos van a repetir la hazaña de hace una semana y se van a apoderar de la principal vialidad capitalina para convivir en familia y ejercitarse. El trayecto es por los dos sentidos del bulevar Venustiano Carranza, que puede ser recorrido a pie, a trote, en bicicleta o patines, con escalas en los centros de hidratación y de práctica de ajedrez, artes plásticas o aeróbicos. Iniciativas como esta, por parte del alcalde Jericó Abramo Masso, no sólo se deben mantener, sino también servir de ejemplo para otros presidentes municipales.
FIN.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5