0 1 2 3
×
4
Samuel Rodríguez Martínez
Samuel Rodríguez Martínez
ver +
Samuel Rodríguez Martínez es presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado. Tiene una maestría en Comunicación Política y Electoral en la Universidad de Barcelona

" Comentar Imprimir
18 Febrero 2018 04:00:00
Centenario de la Constitución coahuilense
Escuchar Nota
Toca a la LXI Legislatura el honor de conmemorar el Centenario de la Constitución del Estado de Coahuila de Zaragoza, aprobada el 5 de Febrero de 1918 y publicada el 19 del mismo mes y año.

La Constitución de un Estado es la norma suprema y la cúspide de las aspiraciones políticas y sociales de un pueblo. Una Constitución representa la filosofía política y cultural de la nación, en ella se encuentran los ideales de la vida de los ciudadanos, sus aspiraciones como país. La Constitución representa, sin duda alguna, la columna central del andamiaje jurídico y el corazón de los sentimientos de un pueblo.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos desde su promulgación, del 5 de Febrero de 1917 en Querétaro, preserva los derechos fundamentales a la vida, la igualdad, la libertad, la seguridad y la propiedad de los mexicanos; de esta manera compagina las libertades individuales de las garantías jurídicas y sociales.

La XXIII Legislatura de Coahuila, estaba conformada por representantes de todos los sectores ideológicos de la sociedad que habían participado en la revolución, unos al mando de tropas y otros en tareas administrativas del gobierno constitucionalista.

Eran todos un puñado de ejemplares coahuilenses emanados del movimiento armado constitucionalista de 1913, convertidos en Congreso Constituyente: Ernesto Meade Fierro, Abel Barragán, Enrique Dávila, José Candelario Valdés, José C. Montes, José Reyes Castro, Antonio Aldana, Francisco Paz, Carlos Ugartechea, Leopoldo Sánchez, José Rodríguez González, Juan Martínez Muñoz, Indalecio Treviño, Adrían J. Espinoza y Francisco L. Treviño; quienes tuvieron a su cargo la gran responsabilidad de modificar y adecuar la Constitución de 1882 a las circunstancias políticas y sociales del nuevo siglo y a la Constitución de 1917, que acababa de ser promulgada por el Presidente Venustiano Carranza.

La nueva Carta Magna de Coahuila salvaguarda los derechos civiles que habían sustentado el ideal de Francisco I Madero para gozar de una democracia plena, la razón de la igualdad quebrantada por el traidor Victoriano Huerta, las luchas del movimiento constitucionalista de don Venustiano Carranza, y de los líderes populares que lo siguieron y que hicieron triunfar a la revolución, todos esos anhelos planteados en el ideario de 1917 fueron retomados, adicionados y elevados a rango constitucional en nuestro Estado en 1918.

No es difícil imaginar a este grupo de legisladores que hace un siglo, en el recinto camaral que estaba instalado en el segundo piso del Palacio de Gobierno, adyacente al despacho del gobernador Gustavo Espinosa Mireles, proponiendo, impugnando y aprobando las primeras reformas en los últimos días de enero y primero de febrero de 1918, donde finalmente concluyó la tarea de redactar un nuevo precepto constitucional que rigiera la vida política y social de Coahuila.

En esta LXI Legislatura están representados todos los sectores ideológicos de la sociedad, venimos de todas las regiones y nos une el propósito de emprender una nueva etapa constitucional en la que caminaremos en la tarea de interpretar las necesidades y aspiraciones de una nueva sociedad, que es cada vez más demandante, para convertirlas en iniciativas y leyes que satisfagan las prioridades del pueblo de Coahuila.

Extracto del Artículo del Dip. Samuel Rodríguez Martínez incluido en el Documento Conmemorativo del Centenario de la Promulgación de la Constitución Política del Estado de Coahuila de Zaragoza 1918-2018 LXI Legislatura.




Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22