×
Querida Ángela
Querida Ángela
ver +
La vida cotidiana nos presenta día a día infinidad de situaciones y en algunos casos necesitamos del consejo experto. Querida Angela es una columna que busca responder a todas sus preguntas. Escribe a: [email protected]

" Comentar Imprimir
15 Febrero 2009 04:00:56
Chico destrozado por las drogas
QUERIDA ÁNGELA: Bueno, tengo 19 años y llevo ya un tiempo largo viviendo una especie de pesadilla. Hacía ya muchos años que no era feliz (por lo menos cuatro años), sólo conseguí ser feliz con una pareja con la que estuve tres meses y si en otras ocasiones estaba feliz era por algo material, por lo que la felicidad se me acababa muy pronto.

Mi padre falleció hace cuatro años y estuve muy mal viendo a un ser querido morir lentamente, nunca olvidaré esa época. Después de eso empecé a fumar mariguana y después también le entraba a la coca, pero ahora estoy pasando por una etapa en la que creo que mi cuerpo y mi mente ya no aguantan más.

En las últimas semanas se hizo algo obligatorio drogarme para olvidar mis problemas. Lo malo es que siempre me guardo lo que siento y no lo comparto con nadie, ya que son sólo cosas mías y prefiero no molestar a los demás. Cada vez el vaso se llena con un problema nuevo hasta que llega a la orilla y se desborda, y esa es mi situación actual.

Hace poco tuve un accidente, creo que eso también me afectó bastante, aunque no tuve lesiones graves.

Desde ese suceso todo ahora lo veo sin salida, gris. Estaba en un gimnasio y tenía muchas ganas de cambiar mi físico (estoy acomplejado por mi delgadez, mido 1.80 y peso 52), y dejé de ir. También dejé la escuela y ya ni siquiera salgo a fiestas los fines de semana.

Ahorita sólo las drogas me ayudan a sentirme bien, pero cuando no las tengo o cuando me las acabo todo se vuelve insufrible, siento que el mundo me aplasta.

Mi mamá me llevó con un psicólogo y he tenido algunos avances con él, pero a ella no le he dicho que me drogo, pues luego de lo que pasó con papá ella quedó muy desgastada, no quiero que vuelva a pasar por algo así.

Quiero cambiar mi vida radicalmente, pero lo veo como algo muy complicado, ya que ya se me han perdido las metas que tenía, y no tengo nada de objetivo.

Hasta me alegro de no tener novia, porque estoy seguro de que sólo le amargaría la vida.

TUPAC

QUERIDO TUPAC:
Veo en tu carta un grito desesperado por ayuda, lo cual me da gusto, no por la situación que estás atravesando, sino porque te has dado cuenta de los errores que has cometido y que el estilo de vida que tienes no te llevará nada bueno.

En estos momentos, el terapeuta con el que vas será la persona que mejor te pueda ayudar. Pídele que te oriente sobre la mejor manera para acercarte a tu madre y platicarle lo que te sucede. Ahora más que nunca necesitas el apoyo de tus seres queridos para poder superar tus adicciones.

Aprende a compartir tus sentimientos, alegrías, tristezas, esperanzas o temores. A veces la cruz que cargamos es tan pesada que necesitamos la ayuda de los demás y eso no tiene nada de malo.

Dos de los mitos más generalizados en adicciones son que “una persona puede dejar de usar drogas por sí sola” y que “la mayoría de los adictos puede abandonar las drogas permanentemente y de una sola vez”, lo que es totalmente falso. Rodéate de la gente que te apoya y se preocupa por ti, no te encierres en ti mismo.

Concéntrate en todo lo bueno que ganarás si dejas de consumir esas sustancias. La vida nos ofrece tantas opciones para ser felices, sobre todo en la edad que tienes. No te pierdas en un túnel sin final, sólo necesitas descubrir la belleza de las cosas pequeñas para que veas que no hace falta drogarte para sentirte bien.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5