0
×
1
Carlos Oswaldo Orta
Carlos Oswaldo Orta
ver +

" Comentar Imprimir
28 Febrero 2019 03:49:00
Cirugía completa para Saraperos
Saltillo, Coah.- Lo que parecía una temporada perdida más para los Saraperos de Saltillo, ha tenido un giro total para devolver la esperanza a sus aficionados y una ciudad que tiene una tradición beisbolera que va más allá de la llegada del equipo profesional en 1970.

La compra del equipo no significó sólo la garantía de permanencia en la capital de Coahuila, sino una oportunidad más para un equipo que nunca había tenido crisis tan prolongadas como las que sufrió con la anterior administración.

El grupo que encabeza el empresario César Cantú, sabe que la primera parte de la reconstrucción de un equipo que estaba en cenizas era darle un adiós a una imagen, que si bien gustaba a muchos, ya estaba identificada como la de una marca perdedora, que seguramente traería consigo malos recuerdos para algunos.

Si a eso sumamos que la pelota profesional es uno de los deportes en que sus jugadores, fanáticos, dueños y hasta cronistas tiene más supersticiones, era casi una obligación romper con esa racha de malos años y darle una “refrescada” a los colores, logotipo y uniformes.

Bien que la nueva directiva dedicara mucho más tiempo a dar la explicación de su plan de trabajo y a sus dos pilares en esta reconstrucción, Roberto Magdaleno y Roberto Vizcarra, y diera sólo unos minutos a la explicación de su nueva imagen.

Magdaleno -un experimentado director deportivo, gerente y vicepresidente de equipos como León, Yucatán, Ciudad Juárez y Monterrey- será ahora el encargado de guiar a Saltillo y llegó bien preparado, seguramente con deseos de revancha contra los Sultanes que hace poco lo dieron de baja con la compra del equipo por parte de Multimedios.

Él fue quien en realidad dejó claro el panorama de un equipo que tendrá que ser reconstruido en muchos niveles, pero que por ahora tiene la misión de armar una plantilla competitiva para enfrentar una temporada donde los primeros tres lugares parecen estar asegurados para Sultanes, Toros y Acereros.

Sin embargo el plan no es para esta temporada, para reconstruir una franquicia histórica como lo son los Saraperos, es necesario primero hacer las paces con los que llenan las butacas y luego pensar en ganar títulos.

Por ahora la cirugía empezó por el cerebro, con los dos Roberto a cargo y el respaldo de una historia ganadora de ambos, pero deberá seguir por todos los espacios que conforman el cuerpo del equipo de beisbol.

El estadio Madero, un inmueble que creció mucho en los años de Juan Manuel Ley, pero que se ha ido deteriorando desde que se le dejó de dar mantenimiento, también será parte de esa cirugía.

Por ahora las señales son buenas para aquellos que desde hace algunos años padecieron las decisiones que terminaron por poner al equipo en los últimos lugares y sin calificar a postemporada luego de casi 20 años de hacerlo de manera consecutiva.

En tres y nada

El tema del bateo parece por ahora resuelto con un equipo que, a pesar de estar lleno de problemas y adeudos, pudo batear por encima del promedio de la Liga y fue lo que le dio algunos triunfos durante 2018.

Será la contratación de buenos brazos y la preparación de los prospectos lo que dictará el futuro de la escuadra dos veces campeona de la Liga Mexicana de Béesbol en esta nueva etapa.
Imprimir
COMENTARIOS


9

  • 1 2
  • 0
4 2
6 7
8 9 0 1 2 90 91 92 93 94 95