0 1 2 3
×
4
Samuel Rodríguez Martínez
Samuel Rodríguez Martínez
ver +
Samuel Rodríguez Martínez es presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado. Tiene una maestría en Comunicación Política y Electoral en la Universidad de Barcelona

" Comentar Imprimir
13 Mayo 2018 03:00:00
Coahuila diverso
Escuchar Nota
Vivimos en Coahuila una nueva época. La construcción de un estado fuerte demanda, de todos los actores, responsabilidad y compromiso diario para preservar lo alcanzado.

La democratización de nuestras instituciones es una tarea fundamental que no podemos soslayar.

El Poder Legislativo, entendido como elemento sustantivo para dar cauce al andamiaje jurídico e institucional del Estado, se constituye como vehículo que posibilite el acceso del individuo a mayores y mejores niveles de bienestar.

Para el grupo parlamentario del PRI, la convivencia entre los individuos ha de abordarse desde dos vertientes: desde una mirada social y desde la relación de los distintos grupos de la comunidad con el estado.

El pluralismo es un valor indisoluble en una sociedad democrática moderna y liberal.

La capacidad de dar un valor igualitario a las distintas expresiones sociales, políticas o culturales, ha permeado entre los integrantes de la LXI Legislatura. Asistimos a una nueva relación de las y los diputados con sus representados, donde se privilegia, el sentir, la visión y la aspiración del ser.

No se trata sólo de cuestiones numéricas, mayorías o minorías, sino que se traduce en el reconocimiento de las diferentes identidades que conforman el entramado social.

Los días 11 y 12 de mayo, el vestíbulo del H. Congreso del Estado fue testigo del Primer Encuentro de Personas Trans y Aliados de nuestra entidad, donde se abordaron, en un marco de respeto, pluralismo e inclusión, diferentes charlas, conferencias y talleres orientadas al reconocimiento de la legitimidad del otro y la aceptación de la convivencia entre todos los integrantes de la colectividad.

Surge entonces, mediante el consenso entre distintos grupos parlamentarios, la propuesta de incorporar a la ley de la familia un procedimiento que permita a las personas que físicamente y por decisión propia se asumen con una personalidad distinta a la que nacieron y que les dé reconocimiento legal a su decisión.

Existe así la posibilidad de consolidarnos como un Estado que permita a las y los ciudadanos ejercer sus derechos de forma igualitaria, a la par, que consolida su autonomía moral y la capacidad de autorrealización.

Más allá del debate del bien y del mal, de lo justo y de lo injusto, de lo moral e inmoral o amoral para otros, en el centro del debate debe estar la cultura de la igualdad.

En el Coahuila de hoy el reconocimiento al pluralismo es una realidad.

Aquí cabemos todos y todas, pero más importante aún, las diferentes voces y formas de ver y vivir la vida cincelan el rostro de nuestra nueva sociedad.



Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22