×
Marcelo Torres Cofiño
Marcelo Torres Cofiño
ver +
Marcelo Torres Cofiño es miembro del Partido Acción Nacional desde 2006, fue Diputado Federal del Estado de Coahuila en la LXII Legislatura. Fue Presidente del Partido Acción Nacional y actualmente es Diputado Local, coordinador del grupo parlamentario del PAN y Presidente de la Junta de Gobierno en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
11 Noviembre 2018 04:00:00
Coahuila el estado de la prosperidad
Resulta indispensable que en Coahuila se tomen las decisiones adecuadas para impedir que la actividad industrial siga cayendo. De acuerdo con el INEGI, entre julio de 2017 y julio de 2018 ese importante sector de la economía decreció 2.8%. Se trata de un aviso de alerta, sobre todo, porque se viene un muy complicado momento para México gracias a los disparates de AMLO. Para desgracia nuestra, la inmensa deuda heredada por los Moreira –y eternizada por la actual administración– continúa siendo un lastre que frena el desarrollo de la infraestructura necesaria para que la industria, y con ésta los empleos bien remunerados, puedan florecer.

Los responsables del fomento económico ya deberían haber aprendido que las giras que implementaron los Moreira como estrategia para atraer inversión productiva son poco eficaces. Y la razón es obvia: basta con circular por las carreteras de la entidad para percatarse que el mantenimiento no está siendo el necesario.

Además, la integración al programa “Port to plains” que tanto le gustaba presumir al exgobernador Rubén Moreira, sigue sin ser una realidad por lo extremadamente lentos que se han hecho los trabajos de ampliación y modernización de las carreteras y libramientos, que deberían facilitar el flujo vehicular de carga hacia Piedras Negras y Acuña para que, desde allí, las mercancías pudieran internarse hacia Estados Unidos.

Es un hecho comprobado que la demora en la realización de las obras ocasiona que éstas se encarezcan, por tal motivo, las autoridades estatales desde 2010 que fue anunciada la integración a “Port to Plains” debieron concentrar sus esfuerzos en terminar lo más rápidamente posible con las obras de infraestructura carretera que se necesitan.

Sin embargo, los Moreira prefirieron incrementar la nómina y derrochar el dinero en publicidad oficial, a tal punto, que Rubén casi todos los años de su mandato lideró el gasto en ese rubro en todo el país. ¿Cómo estaría nuestro querido estado si el 70% de lo gastado en difundir la imagen de Rubén Moreira y al menos el 30% de lo destinado a asesores, se hubiera invertido en terminar los caminos que tanta falta hacen a Coahuila?

Estamos hablando de una cifra cercana a los 10 mil millones de pesos, sólo en el sexenio pasado, que hubieran sido suficientes si se toma en cuenta que la ampliación de la carretera San Pedro-Cuatro Ciénegas, tuvo un costo aproximado de mil 500 millones; casi lo que se gastó Rubén en enseñarnos su cara durante el último año de su mandato.

Pero, lo más lamentable de todo, es que la actual administración pareciera estarse equivocando exactamente de la misma manera. Allí mi llamado para que se actúe con total responsabilidad a la hora de definir el Presupuesto de Egresos para el año que viene. Hay que acelerar la creación de infraestructura y castigar los rubros no prioritarios.

Además, es necesario evaluar otros proyectos que pudieran impactar de manera directa en el incremento de la competitividad y revisar con seriedad las vocaciones industriales de cada región para potenciar sus capacidades productivas.

Finalmente, todos tenemos que aportar para que Coahuila sea el estado de la prosperidad que tanto hemos anhelado.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65