×
Marcelo Torres Cofiño
Marcelo Torres Cofiño
ver +
Marcelo Torres Cofiño es miembro del Partido Acción Nacional desde 2006, fue Diputado Federal del Estado de Coahuila en la LXII Legislatura. Fue Presidente del Partido Acción Nacional y actualmente es Diputado Local, coordinador del grupo parlamentario del PAN y Presidente de la Junta de Gobierno en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
21 Octubre 2018 04:07:00
Coahuila: el reino del revés
La memoria suele ser una excelente aliada cuando se tiene, porque cuando no, resulta ser la peor traicionera. En diciembre de 2011, el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, dejó la dirigencia nacional del PRI, que sólo ocupó por 9 meses, en medio del escándalo que se suscitó tras darse a conocer que el monto de la deuda del estado superaba los 36 mil millones de pesos y que, un 10% de la misma, había sido contratada utilizando documentos apócrifos. En esos momentos en los que la honorabilidad de Humberto se encontraba en tela de juicio y en los que era negado por propios y extraños ¿quién salió a su defensa? Salvador Hernández Vélez.

Don Salvador, en aquel entonces presidente del Revolucionario Institucional en Coahuila, dando muestras de su absoluta lealtad hacia los Moreira, declaró al diario El Siglo de Torreón que su partido estaba dispuesto a ofrecer todo su apoyo a Humberto Moreira si éste hubiera decidido –por fortuna para los coahuilenses no fue así– contender por un escaño en el Senado de la República.

Presumió, además, que ése era el sentir de la totalidad de la militancia de su partido en el estado.

¿Cómo puede pensar el ahora rector de la UAdeC que es un buen candidato para ocupar una de las dos vacantes en la Comisión de Selección del Sistema Estatal Anticorrupción de Coahuila?

Hay que reconocerle a Salvador Hernández Vélez, en tiempos en los que priva el pragmatismo ideológico, su inquebrantable lealtad hacia su partido. Pero, precisamente por eso queda descalificado para incorporarse a cualquier cargo dentro del Sistema Anticorrupción, porque la Ley vigente claramente señala el impedimento para quienes militen en un partido. De manera muy particular, en el caso del rector de la UAdeC, porque es más que sabido que ha ocupado su posición para crear y sostener redes clientelares a favor de su partido, entre el alumnado de esa casa de estudios.

Que haya casos como el de Juan Adolfo Von Bertrab, quien se niega a dejar el Consejo de Participación Ciudadana pese a su juramentación como delegado de la Fundación Colosio, no significa que esa deba ser la regla. Muy por el contrario, todos deberíamos de entender que, entre menos estén representados los intereses de los partidos en el Sistema Anticorrupción, mayores esperanzas habrá de que haya resultados en la lucha contra el principal problema que tiene actualmente nuestro país. Y por eso, Hernández Vélez debe desistir de su intento por participar como miembro seleccionador.

Se equivocan quienes argumentan que el cargo en la Comisión de Selección debe asignarse a Salvador Hernández por el simple hecho de que el asiento le pertenece a la Universidad, ya que una de las vacantes era ocupada por el secretario de Finanzas, Blas Flores Dávila, hoy tan nombrado por las corruptelas en la UAdeC. Y la razón es muy sencilla: no se puede ser juez y parte.

Las universidades públicas son sujeto obligado por la ley a transparentar y a rendir cuentas, por tanto, no deberían poder intervenir en la selección de los ciudadanos que tienen el papel de coordinar a las instituciones fiscalizadoras, máxime, cuando se está en medio de un escándalo por la contratación de empresas fantasma. No cabe duda de que Coahuila es el reino del revés y que Salvador Hernández Vélez quiere ser otro rey.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5