×
Marcelo Torres Cofiño
Marcelo Torres Cofiño
ver +
Marcelo Torres Cofiño es miembro del Partido Acción Nacional desde 2006, fue Diputado Federal del Estado de Coahuila en la LXII Legislatura. Fue Presidente del Partido Acción Nacional y actualmente es Diputado Local, coordinador del grupo parlamentario del PAN y Presidente de la Junta de Gobierno en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
07 Abril 2019 03:40:00
Coahuila tiene con qué
La única manera segura de acabar con la pobreza es a través de la creación de fuentes de empleo bien remuneradas que, además, posibiliten el desarrollo potencial de cada individuo. Sin embargo, esto no puede ocurrir por decreto.

Los gobiernos pueden y deben ayudar a crear condiciones propicias para la generación de empleos, pero, son los empresarios quienes hacen

las contrataciones.

Cuando hemos tenido un mercado laboral con lento crecimiento es natural que los sueldos ofertados no sean los mejores. Sin embargo, en la medida en que van surgiendo más posibilidades para trabajar, las condiciones laborales tienen que mejorar; por eso, la creación de empleos necesita incrementarse

de manera sostenida.

Debemos también proteger aquellos que ya fueron creados para que no suceda que los nuevos solo sustituyan a los que se pierden.

Tener fuentes laborales mejor pagadas no debe verse como la pérdida de una ventaja competitiva que aleja la inversión. Por el contrario, debe ser indicador de una

mayor productividad.

Hay en el país grandes ejemplos como Guanajuato, Querétaro o Nuevo León que demuestran que, lejos de asustar a los inversionistas, los buenos sueldos atraen a las mejores empresas. Esa es la clave y allí es adonde tenemos que apuntar todos nuestros esfuerzos.

En México son las micro, pequeñas y medianas empresas las que crean las mayores fuentes de empleo y es a ellas a las que hay que apoyar de manera más decidida.

Reconocemos que, hasta ahora, los programas para fortalecer a ese sector productivo de la comunidad han sido insuficientes, en cambio, existen grandes presiones tributarias que limitan su crecimiento y muchas veces las orillan a cerrar.

Por eso la propuesta que estamos haciendo desde el Congreso de Coahuila aligera esa carga buscando que la creación de nuevas fuentes de empleo no impacte de inmediato el Impuesto Sobre Nóminas. La intención es que lo comiencen a cubrir hasta un año después, cuando los nuevos trabajadores estén dando sus mejores resultados y generando riqueza.

Se trata de que las micro, pequeñas y medianas empresas incorporen a jóvenes cuyo talento y creatividad fortalezcan su desempeño y productividad.

Pero también, de apoyar para que aquellos que tienen la iniciativa de crear nuevas empresas tomen el riesgo que significa iniciar un negocio, sobre todo en estos tiempos de gran incertidumbre, y otorguen esos bienes y servicios de mejor calidad y mejores precios que requieren los coahuilenses y que elevan la competitividad de nuestra entidad, contribuyendo a crear una mayor prosperidad para todos.

Es nuestro deber estar con la juventud coahuilense, animarlos para que emprendan o facilitar las condiciones para que encuentren su primer empleo. Tenemos toda la intención de hacer equipo con ellos, de impulsar su talento y el desarrollo de todo su potencial.

Así, con hechos y no con palabras, el Congreso de Coahuila está comprometido con el bienestar y el futuro de nuestro estado.

Ojalá que todos, más allá de nuestras diferencias, nos pongamos a trabajar creando mejores posibilidades para el desarrollo económico social y cultural de nuestra entidad; porque Coahuila tiene con qué, y en equipo, unidos por ti.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65