0 1 2 3
×
4
Enrique Alvarez del Castillo
Enrique Alvarez del Castillo
ver +

" Comentar Imprimir
01 Abril 2015 04:00:04
¿Cómo dijo herr Führer?
Escuchar Nota
Finalmente a alguien se le ocurrió la gran idea de producir una cinta como “The Imitation Game”, en donde la historia se desarrolla en medio de la Segunda Guerra Mundial, y en lugar de utilizar al típico protagonista galanazo con cachetes de nalguita de bebé haciéndola de súper soldado, aparece un personaje con un perfil mucho más humano y cercano a la vida real.

Aunque esta película, dirigida por Morten Tyldum, no se desarrolla en medio de los plomazos, el conflicto bélico sí es el eje central de la trama, de donde se desprenden las necesarias minihistorias secundarias que le dan un poco más de “cuerpo” a la trama.

Por supuesto no podía faltar la historia de amor metida con calzador, que al menos en esta ocasión se toca de manera distinta, al narrar una relación imposible entre el personaje interpretado por Keira Knightley y Benedict Cumberbatch, cerebrito solterona urgida de casarse y genio matemático que batea con la zurda, respectivamente.

Haciendo un recuento, al final de la cinta son buenas las actuaciones de ambos actores, quienes comparten créditos con Matthew Goode, Allen Leech y Mattew Beard, quienes conforman el equipo de nerds que en algún momento de la historia, literalmente, salvan a la humanidad del poderío de la Alemania de Hitler, ya que esta cinta está basada en hechos reales y personajes que en realidad existieron e hicieron que el
Führer hiciera buches con piedritas.

Alexandre Desplat es el compositor a quien le fue encargada la labor de musicalizar “The Imitation Game”, después de haberse ganado el respeto de los productores por su extenso currículum en el mundo del cine, que comenzó en la década de los 80, principalmente en producciones de manufactura francesa.

Pero con el paso del tiempo y sobre todo con una carga de trabajo en la que se pueden contar hasta 10 soundtracks realizados en el mismo año, Desplat llegó a la meca del cine.

El trabajo de este músico parisino se pudo apreciar en las dos entregas “Harry Potter and the Deathly Hallows” y la lastimosa y súper puberta “The Twilight Saga: New Moon”, pero como no todo en esta vida puede ser tan malo, el compositor se sacó la espina de haber trabajado para los vampiros metrosexuales y los hombres lobo depilados para musicalizar “Argo” y “The Grand Budapest
Hotel”.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22