×
Mística Pérez
Mística Pérez
ver +

" Comentar Imprimir
25 Febrero 2018 04:00:00
CON APROXIMADAMENTE TREINTA MINUTOS
CON APROXIMADAMENTE TREINTA MINUTOS DE ANTICIPACIÓN el vuelo de Aeromar arribó en las instalaciones de la Central aérea “Eulalio Gutiérrez”, lo que indica que una vez más el vuelo llegó antes de lo que marca el itinerario lo que para muchos viajeros es de beneficio, sin embargo, para las personas que son un poco impuntuales, esto quiere decir llegar tarde para poder abordar el vuelo, incluso quedarse sin viajar por llegar justo a tiempo.

SIN EMBARGO, EN ESTA OCASIÓN HAY QUE DAR GRACIAS a los trabajadores de Aeromar, pues debido a la falta de dos de los trabajadores, las maletas se entregaron después de media hora, lo que les dio el tiempo necesario a las personas que iban a viajar, así como a los taxistas y conductores de los transportes de hoteles para poder estar a tiempo y brindar sus servicios a quienes lo
necesitaran.
AUNQUE EL PERSONAL DEL AEROPUERTO ESTA TRABAJANDO PARA brindar el mejor servicio posible a los viajeros, pues tratan de entregar y salir en el tiempo marcado, sin embargo, la inasistencia del personal está fuera del alcance del encargado del aeropuerto.

UN GRAN NÚMERO DE PERSONAS LLEGARON DE LA CIUDAD DE MÉXICO, muchos por motivos de trabajo, lo que es muy importante recalcar porque esta frontera ha avanzado de gran manera en este sentido, pues constantemente podemos ver personal de las grandes empresas de la ciudad viajar por cursos, así como personal de la Ciudad de México que también viene a impartir toda clase de capacitaciones para mejorar en algunos aspectos ya sea la calidad, o enseñar a un grupo de personas sobre una función específica de alguna maquinaria.

POR OTRO LADO, EL CLIMA QUE SE PRESENTÓ DURANTE LA MAÑANA DEL SÁBADO, fue muy agradable tanto para las personas que llegaron de la Ciudad de México, así como para quienes acudieron a la central aérea para recoger a sus familiares o compañeros de trabajo, sin embargo, el clima estos días ha cambiado y en ocasiones esto ocasiona retrasos en los vuelos, pero en este caso fue todo lo contrario.

TRABAJO
Óscar Ecay Múzquiz viajó a la Ciudad de México por Motivos de trabajo, en la central aérea lo esperaban su esposa Mayra Monsiváis y su pequeña hija Laisha Múzquiz.

CAPACITACIÓN
Jesús Ayala viajo a Cuernavaca, Morelos para recibir un curso de capacitación de una importante empresa de la localidad, en donde estuvo un lapso de una semana.

CURSO
Rigoberto garcía viajó a la Ciudad de México para ir a un curso por parte de la empresa donde labora, Comisión Federal de Electricidad, en la central aérea lo recibieron su esposa Anabel Galindo y sus hijos Fátima, Marcos, Rigoberto, Daniela y Fernando García Galindo.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5