×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
12 Septiembre 2010 04:08:34
Con Calderón vino el caos
Simplón, torpe en la política, sumiso al yugo de su pareja sentimental, irreverente en las relaciones diplomáticas, insensible a la tragedia social… La lista de adjetivos es amplia, de hecho puede resultar inacabable, pero Vicente Fox Quesada fue menos incapaz (sería exagerado decir “más capaz”) que Felipe Calderón, al momento de garantizar seguridad a los ciudadanos.

En el 2000 el guanajuatense se convirtió en el primer presidente de México ajeno al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y las expectativas que la sociedad puso en su gobierno resultaron enormes.

Está claro que Fox no pudo cumplir las demandas ciudadanas en empleo, estabilidad económica, desarrollo social y combate a la pobreza, pero cuando su periodo de gobierno terminó y se suponía que había pasado lo peor, Calderón trajo consigo el complemento del fracaso en que se ha enmarcado el régimen del Partido Acción Nacional: la inseguridad estallada y manifestaciones de violencia nunca vistas en este país.

En la semana, diputados federales discutieron en tribuna la conveniencia de mantener al Ejército Mexicano en las calles o regresar a los soldados a sus cuarteles y separarlos de la llamada guerra contra el narcotráfico.

En la discusión surgieron datos estadísticos que, al compararse, evidencian el fracaso de la administración federal en materia de seguridad y permiten saber que, aun con su obstinación y sus yerros, Fox mantuvo (¿condujo?) al país en situaciones menos caóticas.


PRIMERA LLAMADA… PRIMERA:

Aquí van algunos datos que presentó el grupo parlamentario del PRI durante la sesión plenaria que la Cámara de Diputados realizó el pasado martes, con motivo de la presentación de su Cuarto Informe de actividades que realizó el presidente Calderón.

En los primeros cuatro años de gobierno, Vicente Fox reportó la erradicación de 127 mil hectáreas de mariguana –la droga de mayor consumo en México–, frente al logro de 68 mil 600 hectáreas que tuvo el actual Mandatario.

En cuanto a decomisos policiacos y militares de esa misma droga, al terminar dos tercios de su administración Fox aseguró 7 mil 928 toneladas, contra 7 mil 27 de Calderón.

El de Guanajuato destruyó 74 mil 200 hectáreas de cultivo de amapola y en el mismo periodo el michoacano tiene decomisos por 49 mil, pero donde la comparación resulta escandalosa es en muertes ocasionadas por el crimen organizado: 28 mil con Calderón (y siguen contando), contra 8 mil de Fox.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA:

Al fijar la postura de su partido frente a la participación del Ejército Mexicano en el combate al crimen organizado, el coordinador de los diputados federales coahuilenses del PRI, Rubén Moreira Valdez, resumió que obligados por Calderón, los militares realizan una función que no les corresponde y para la cual no fueron preparados.

Recordó que las Fuerzas Armadas se crearon en México con el respaldo de las clases populares, de obreros y campesinos que lucharon organizados para derrocar a Victoriano Huerta, quien en el escenario político de principios del siglo anterior, usurpó la Presidencia de la República al coahuilense Francisco I. Madero.

En palabras del diputado Moreira, fue un ejército para defender la soberanía, auxiliar a la población en caso de desastre y como uno de los grandes logros de la Revolución surgió como un ejército de paz que ayudó a la gobernabilidad de este país. Sin embargo, cuestionó que a ese mismo ejército el actual régimen le dé tareas para las cuales no fue creado.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS:

Los legisladores federales coincidieron en que el presidente Felipe Calderón tiene razón y está obligado a enfrentar y combatir a las fuerzas criminales que se han apoderado del país, pero también tienen en claro que esa lucha debe realizarse desde otros ámbitos, no solamente desde el bélico.

Resulta contundente la explicación que al respecto dio, desde la máxima tribuna, el diputado Moreira, quien es presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja del Congreso de la Unión.

“No le estamos diciendo a Calderón que no combata al crimen, le estamos diciendo que cambie de estrategia, porque esta es una estrategia homicida; le estamos diciendo que atienda el problema social, que genere empleo y desarrollo social; le estamos diciendo a Calderón que no sea terco, que si va a tratar de detener la droga cuando sale del país, ésta ya recorrió todo el territorio nacional, que impida que entre, que erradique los cultivos, que voltee a experiencias anteriores de éxito, compare lo que pasa en el mundo”.

Las palabras del priísta también pulverizaron lo que según el propio Mandatario nacional iba a ser el ícono de su gobierno: el empleo, pues aseguró que si Calderón en algo será recordado, va ser en sumergir al país en una carnicería con decenas de miles de muertes, muchas de ellas de inocentes.

“Su gobierno va a ser juzgado por el gobierno de la violencia y en el futuro lo vamos a ver caminar por los tribunales internacionales tratando de explicar por qué murieron tantos inocentes; la mayor adicción de este país es a la violencia y entre más armas y más fuerza presenta genera más violencia”, puntualizó.

SE CIERRA EL TELON:

A dos años de la elección presidencial, la intención electoral parece no variar y la balanza continúa inclinada a favor del PRI y de su virtual candidato, el aún gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con los resultados de una encuesta elaborada por Consulta Mitofsky, el PRI se encuentra al frente de las preferencias electorales con el 38% y lejos se encuentra el PAN y el PRD, con el 20 y el 10% de la intención del voto, respectivamente.

Entre los priístas el perfil mejor posicionado para conseguir la candidatura presidencial es el de Peña Nieto, seguido por la actual dirigente nacional Beatriz Paredes Rangel; el Gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, y por el senador Manlio Fabio Beltrones.

En Acción Nacional las preferencias las tiene el ex secretario de Gobernación Santiago Creel Miranda, quien está delante de la diputada federal Josefina Vázquez Mota; el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero; el secretario de Educación, Alonso Lujambio; el ex dirigente nacional del partido, Manuel Espino, y el titular de la Secretaría de Trabajo, Javier Lozano Alarcón.

En el Partido de la Revolución Democrática, que según la encuesta es el de mayor rechazo entre la ciudadanía, la ventaja para obtener la candidatura la lleva de nuevo Andrés Manuel López Obrador. Tras él se encuentran el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard; el Gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, y el senador Carlos Navarrete Ruiz.

Un dato a destacar de la encuesta es que el PAN dejó la tendencia negativa que registró a lo largo del año, pues entre mayo y agosto registró números positivos en las preferencias electorales, al pasar del 17 al 20%, aunque la diferencia que tiene frente al tricolor es bastante amplia: 18 puntos porcentuales.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5