×
Querida Ángela
Querida Ángela
ver +
La vida cotidiana nos presenta día a día infinidad de situaciones y en algunos casos necesitamos del consejo experto. Querida Angela es una columna que busca responder a todas sus preguntas. Escribe a: [email protected]

" Comentar Imprimir
13 Marzo 2009 03:00:00
Con miedo al amor
QUERIDA ÁNGELA: Hace poco que tengo novio, es muy bueno conmigo y pues sé que me quiere y yo también lo quiero, pero no puedo dejar de sentir miedo en esta relación.

Creo que es porque veo que mi madre en su matrimonio no es feliz del todo, porque siempre se queja y discute con mi padre y llora cuando pasa eso. Todo el tiempo siempre está dispuesta a divorciarse de él, habla mal de él, no lo quiere ver; pero todo se le olvida cuando él se disculpa (cosa rara en mi padre) y momentos de felicidad por aquí y por allá, hasta que vuelven a discutir y mamá cae en depresión y se repite el círculo.

Yo no quiero que pase eso conmigo. Tanto así que decidí no casarme y tener relaciones abiertas sin un compromiso mayor en el futuro; pero la verdad que mi moral no me permite hacer eso, más bien, como no podría tener esa clase de relación me mantuve alejada de una por muchos años.

Se declaraban chicos, pero me hacía la que no escuchó nada y por ninguno me animé hasta que conocí a Erik, mi novio.

No es el chavo típico que me gustaba antes, es físicamente agradable pero no es guapo ni atlético. Sin embargo me enamoré de él sin querer.
Desde el inicio tuve miedo de que me lastimara física o emocionalmente. Se lo dije y se portó muy comprensivo, pero eso me asusta porque pienso que puede ser una táctica para “atraparme” y luego lastimarme.

Es muy cariñoso, tanto que no para de besarme, pero a veces me he sentido atacada cuando se despide. Él me coge del cuello y no me suelta, como si pensara que me alejaré sin darle un beso.

He llegado a pensar que ese gesto es señal de que sea un hombre violento o posesivo.

La otra vez por el teléfono, creyó que estaba molesta y yo pensaba que él estaba molesto por una broma que le hice y que no le gustó. Me dijo: “Te enojas en vez de que yo sea el enojado… me decepcionas”.

Cuando escuché eso me quedé helada y sentí que lo hacía para lastimarme.

¿Cómo le hago para poder confiar en él y dejar de pensar que va a hacerme daño?

Deseo entregarme al cien por ciento, pero no puedo.

DUBIDAI

QUERIDA DUBIDAI:
El hecho de que la relación de tus padres no sea el retrato del matrimonio “ideal”, no quiere decir que tu destino está marcado y que nunca podrás ser feliz, y sabes por qué, porque la suerte de tus relaciones depende de ti, y obviamente de tu pareja.

La felicidad de pareja no es algo que se “herede”, es algo que se trabaja día con día, así que lo mejor es que deseches todos esos temores y empieces a pensar que mereces ser feliz.

No sería mala idea que buscaras la ayuda de un terapeuta para resolver esos conflictos, pues no me parece muy normal que tengas ese tipo de paranoia con tu novio, al sentir todo el tiempo que él te va a hacer daño.

Eso te va a suceder con él y con cualquier otro chico con el que te involucres. Tus temores te harán ver “moros con tranchete” donde no los hay, y esos detalles no te permitirán nunca mantener una relación plena y satisfactoria.

Otro punto en el que debes de trabajar muy seriamente es en lo relacionado con la autoestima, que puede también ser un bloqueo que te impide sentir que mereces ser amada por alguien e, inconscientemente, estás convencida de que debes ser lastimada.

Tu caso amerita la ayuda de un profesional, que no te de vergüenza buscar ayuda, es lo mejor que puedes hacer en estos momentos, creo que estás a tiempo de solucionar esos conflictos, para que puedas tener un lindo noviazgo.

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5