×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
17 Abril 2019 03:41:00
Confianza
Hemos repetido, creo que como unas 26 veces en todas nuestras aportaciones, que el Gobierno federal tiene que dar la sensación de CONFIANZA en los proyectos que emprende. Tenemos exactamente cuatro meses desde que tomó el poder el nuevo Presidente y la CONFIANZA que se tenía en México se ha deteriorado muy rápidamente, y se siente porque la gente está gastando menos, no está haciendo actividad económica y eso es crecimiento.

En vez de crecer en estos cuatro meses, decaímos y todo por la CONFIANZA, porque hasta el momento la relación entre ingresos y gastos está por encima de lo programado, ya que si los programas sociales programados no se han implementado por completo y ni siquiera han empezado con lo de las universidades, el de Construyendo el Futuro o la entrega universal de pensiones de la tercera edad, por eso la inflación de febrero fue negativa y afectó a la de enero, ya que en enero fue de .09% y en febrero fue .03% menor, por lo que en lo acumulado hasta marzo llevamos .06% de inflación.

Lo anterior se debe a que no ha habido gasto en los programas sociales. Solo por dar un ejemplo: debíamos haber tenido ingresos tributarios por casi 800 mil millones de pesos en enero y febrero, pero solo obtuvimos 738 mil 413 millones, es decir, tuvimos una caída de casi 62 mil millones de pesos, o sea, 7.75% menos ingresos. Como toda economía familiar, si quieres gastar tienes que tener ingresos y el Gobierno no ha podido recolectar lo que quiere gastar y todo por la CONFIANZA. Entre los impuestos tributarios, el ISR tuvo una caída impresionante de casi 37 mil millones de pesos y en IVA se recaudó 16% menos. Como sabrán, la economía mexicana pasa por un grave problema de recaudación y esto solamente se lee como una desaceleración clara de la economía nacional, lo que afecta al consumo interno.

En un gran paradigma, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público mencionó que había cumplido con las metas de recaudación. El doctor Carlos Urzúa está manipulando las cifras en todos los reportes de la Secretaría de Hacienda y esto puede afectar a la calificación de inversión de nuestro país. De momento, la Secretaría de Hacienda tiene un superávit porque no ha entrado en función ningún programa social y también tiene un superávit al momento de pagar los intereses de la deuda, pero si realmente empiezan a funcionar estos programas, habrá mayor gasto mes con mes, pero no hay ingresos porque no hay confianza y en consecuencia la inversión fija va a disminuir y con ello decrecerá la creación de empleos.

Al cierre de febrero, mis queridos 80 lectores (bueno, ya tenemos 80, ya nos lee una muy buena amiga que fue diputada y le sabe a la economía. ¡Saludos Tommy!), la deuda pública en pesos y dólares sumó casi 10.85 billones de pesos, pero lo más insensato es que día a día crece en mil 500 millones de pesos, por lo que este año se sumarán a la deuda 500 mil millones de pesos y esto contradice totalmente lo dicho por el Presidente en su campaña: que ya no subiría la deuda mexicana; inclusive en estos días van a pedir más de 5 mil millones de dólares o euros. Todo puede ser resuelto si existe CONFIANZA y se recupera la recaudación en los próximos meses. Hay que dar señales y una mala señal es la manipulación tan infantil de las metas de las finanzas públicas que crean desconfianza entre los inversionistas locales, las calificadoras y las empresas extranjeras. ¿A dónde vamos a parar? CONSTRUYAMOS CONFIANZA. ¿Y ustedes qué opinan?
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5