×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
29 Septiembre 2019 04:03:00
Congreso de Coahuila ignora a las comunidades indígenas
Por Gerardo Blanco:


Fue desde agosto de 2001, cuando el Congreso de la Unión reformó el Artículo 2° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con el fin de reconocer el derecho de los pueblos y comunidades indígenas a la libre determinación, así como a la autonomía para decidir sus formas internas de organización social, económica, política y cultural para elegir a sus autoridades y ejercer sus formas de Gobierno internas.

Dentro de dicha autonomía, se señala que los pueblos y comunidades indígenas tiene el derecho de elegir, en los municipios con población indígena, representantes en los ayuntamientos, según lo regulen las entidades federativas. Aunado a ello, el Artículo segundo transitorio mandató a los congresos de los estados realizar las adecuaciones necesarias en las constituciones locales y leyes aplicables en consonancia con dicha reforma.

Posteriormente, en mayo de 2015, nuevamente el Poder Legislativo federal reformó el Artículo 2° constitucional, cuyo objetivo fue establecer condiciones de igualdad dentro de las propias comunidades o pueblos indígenas, fortaleciendo el derecho de participación política. El Artículo segundo transitorio de esta reforma constitucional, ordenó adecuar las constituciones estatales en un periodo no mayor a 180 días a partir de su entrada en vigor (22 de mayo de 2015).

Como vemos, han pasado 18 y 4 años respectivamente desde la entrada en vigor de los citados mandatos constitucionales y el Congreso de Coahuila no ha realizado adecuación alguna para cumplir con los mismos y, en efecto, garantizar los derechos políticos de los pueblos y comunidades indígenas en Coahuila, como los son las tribus Kikapú y de los Negros Mascogos, ambas asentadas en el ejido Nacimiento, municipio de Múzquiz.

Por tal motivo, integrantes de la referida tribu kikapú interpusieron, el pasado mes de julio, un recurso de queja ante el Tribunal Electoral del Coahuila, alegando la omisión por parte de la Legislatura de Coahuila de realizar las adecuaciones constitucionales y legales mencionadas, lo que, a su juicio, vulneraba su derecho de tener representación en el ayuntamiento al que pertenecen.

La magistrada y los magistrados del Tribunal Electoral de Coahuila acreditaron la omisión legislativa en materia electoral por parte del Congreso del Estado, ordenándole a este que a la brevedad posible y antes de que concluya el periodo constitucional de labores de la actual Legislatura (diciembre de 2020), cumpla con el mandato constitucional previsto en el Artículo 2° de la Constitución.

Además de ello, entre otros aspectos relevantes, el Congreso de Coahuila, previo a las adecuaciones que realice a las normas aplicables, deberá efectuar una consulta a las comunidades indígena del estado a efecto de escuchar sus puntos de vista respecto al contenido de las nuevas disposiciones legales.

Entre otros cosas, el Congreso deberá regular: el procedimiento de elección de los representantes indígenas ante el Ayuntamiento; las reglas de participación en las sesiones de Cabildo; el reconocimiento o no del derecho al voto en las citadas sesiones; las garantías para la no remoción ni privación de las facultades de la representación; la garantía para que los representantes indígenas cuenten con los recursos económicos y materiales mínimos que resulten necesarios para el ejercicio de su función. Para este último punto, la ley deberá vincular a los municipios que cuenten con población indígena.

Lamentablemente esta sentencia no hizo eco mediático ni las y los diputados vertieron posicionamiento público alguno; solamente la diputada de Unidad Democrática de Coahuila (UDC), Zulmma Guerrero, tomó el toro por los cuernos e instó al Congreso local, por medio de un punto de acuerdo, la urgente necesidad de iniciar con los trabajos que den cabal cumplimiento a la sentencia del Tribunal Electoral de Coahuila, para que, lo antes posible, se garanticen y protejan los derechos políticos de los pueblos y comunidades indígenas que residen en el estado de Coahuila.



Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65