×
Alberto Rojas
Alberto Rojas
ver +

" Comentar Imprimir
30 Agosto 2020 03:10:00
Corruptas hermanitas
Escuchar Nota
Buen día .Marranero equiparable a inmundicia, denunció ayer la dupla José Céspedes Casas y Raúl Yeverino García, líderes de Morena en Coahuila respecto al mercado de corrupción y negocio familiar donde el interés por el papel moneda que proviene de los contribuyentes está por encima de todas las cosas y lo regentean las hermanitas castañenses Tencha y Miroslavita Sánchez Galván.

¿Cuál sexo débil?, ambas ahora torreonenses ya se acostumbraron a vivir holgadamente con el dinero de los contribuyentes, del presupuesto público, de las prerrogativas que surgen de los impuestos que aporta el pueblo trabajador.

Ya son adictas al dinero fácil, al lujo, a la inmundicia que deja la corrupción, al lujoso tren de vida, ni en los tiempos del PRI y PAN hubo tanta suciedad y descaro como en este caso, solo equiparable a la mancuerna de los hermanos Moreira.

Familia Feliz

Hay repugnancia, dice la militancia dice la gente, y es que Tencha quien presume ser la dueña de Morena en Coahuila, no se anduvo por las ramas, no se anduvo con medias tazas, ni temiendo al qué dirán, así que de sopetón y al grito de me vale wilson, impuso a su marido en primer lugar en la lista de candidatos a un asiento plurinominal en la próxima legislatura del Congreso del Estado.

Miroslavita de quien muchos dudan que realmente sea doctora, salvo que haya egresado de la Universidad de Loma Bola, fue jerarca de Morena donde dejó un putrefacto olor a corrupción al grado que hay denuncias internas, y aprovechó el cargo para catapultarse hacia una butaca plurinominal en la Cámara de Diputados.

Red de corrupción

Doña Tencha, no solamente es una extensión de la corrupción del presidente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar quien la designó como disque delegada del CEN para Coahuila, sino que es integrante de la Comisión Nacional de Elecciones, y de ahí se aprovechó para imponer a su marido Manuelito de puntero en la lista plurinominal.

Hay un escenario donde la verdadera izquierda se rehúsa a aceptar que el partidazo circula con las direccionales parpadeando hacia la izquierda, pero con rumbo a la derecha. La posición dogmática de que Morena es popular y de izquierda es como intentar hacer una montaña con unos granos de arena.

Prian es el ADN

Morena, decimos, es corrupto, corruptazo, y corruptísimo porque lleva el ADN del PRIAN por eso el PRI no ha muerto, solamente se transforma, y enfila velozmente a la derechización, en paralelo con AMLO que entregó el país a unas cuantas familias, las más acaudaladas de México, de América Latina y del mundo.

La cúpula de Morena es una pirámide donde arriba en la cúpula están aquellos a quien Lopitoz llamaba la mafia del poder del calibre de Richard Salinas Pliego, Carlitos Slim, German Larrea, Alberto Bailleres.

A nivel bajo medio está la clase parasitaria como al que se hace referencia arriba que no les gusta, ni saben trabajar, pero en cambio les encanta la vida de lujo y por eso tienen sed permanente de cargos públicos, el dinero fácil.

Gente inocente se mofa de las privatizaciones del PRI en los diversos sectores de la industria y aplauden como focas a Lopitoz, pero ahora en el regazo de esos privilegiados y familias potentadas le dan de comer a Lopitoz y su mancha irrefrenable de corrupción se extiende cada vez más, y calla algunas angustias con becas, y entre más pobreza haya, esos beneficiados continuarán aplaudiéndole, pero eso se acabará y será pronto.

Hasta mañana
Imprimir
COMENTARIOS