×
Dr. Paul G. Donohue
Dr. Paul G. Donohue
ver +
El Dr. Donohue lamenta que no está en condiciones de responder a todas las cartas que le envían, pero trata de incorporar en su columna las que le son posible. Los lectores pueden escribirle a PO Box 536475, Orlando, FL 32853-6475.

" Comentar Imprimir
30 Mayo 2011 04:00:22
Cortisona: Lo bueno, lo malo y lo feo
ESTIMADO DR. DONOHUE: ¿Puede escribir algo sobre la prednisona? ¿Qué es exactamente? Mi marido de 78 años de edad padece artritis. Le reemplazaron las dos caderas, pero una no está bien, y no puede caminar más de 150 metros sin dolor debilitante. Hace poco le recetaron una combinación de antibióticos y prednisona para una infección bronquial. Se sintió muy bien, mejor de lo que se había sentido en los últimos seis años. Tenía mucha energía y no se sentía cansado de caminar. Preguntó por qué no podía seguir tomando la prednisona. Supongo que es porque es un esteroide. Pero a su edad, ¿qué diferencia podría hacer? - R.J.

RESPUESTA:
La prednisona es uno de los medicamentos con cortisona. Es el medicamento que más a menudo es recetado. Los medicamentos con cortisona son potentes supresores de la inflamación perjudicial. Estos medicamentos son esteroides, pero son diferentes de los esteroides que los atletas usan para desarrollar los músculos. Los esteroides para el desarrollo de los músculos están en la familia de las hormonas masculinas.

La cortisona también es producida por nuestras glándulas suprarrenales. Sin ella, no podríamos vivir.

A fines de la década de 1940, los médicos de la Clínica Mayo comenzaron a usar la cortisona para los pacientes con artritis reumatoide. Al igual que su marido, las vidas de estos pacientes cambiaron. Se les quitó el dolor. Estaban llenos de energía. Se sentían como de un millón de dólares. Pronto, sin embargo, los efectos secundarios del uso prolongado de la cortisona comenzaron a aparecer, y eran tan terribles como la enfermedad. Las úlceras estomacales, debilitamiento de los huesos (osteoporosis), un aumento de la presión arterial, debilidad muscular, glaucoma, cataratas y una susceptibilidad a las infecciones graves son la consecuencia del uso de la cortisona a largo plazo. Su marido no quiere que esto le suceda a él. La cortisona, por lo tanto, no es adecuada para la mayoría de enfermedades crónicas. En unos cuantos, sin embargo, cuando es la única droga que puede preservar la vida frente a una enfermedad inflamatoria mortal, sus efectos secundarios deben ser tolerados.

ESTIMADO DR. DONOHUE:
Soy una mujer sana de 44 años de edad. Tuve diabetes gestacional con mis dos embarazos. No acostumbro tomar todos los días, pero si me tomo un coctel o una copa de vino socialmente. Si me tomo una copa de vino con la cena, estoy bien. Si me tomo más de dos copas, más tarde esa noche cuando me levanto para ir al baño, me siento muy débil, sudo, tiemblo y me mareo. ¿Esto es hipoglucemia? ¿Necesito hablar con mi médico o simplemente dejo de tomar? No tenemos seguro médico. - R.U.

RESPUESTA:
Sus síntomas son sugestivos de hipoglucemia, el azúcar bajo en la sangre. El alcohol puede ser responsable. ¿Cómo detiene la reacción? ¿El azúcar le da un pronto alivio? Debería, si esto es hipoglucemia.

No tiene que ver a un médico inmediatamente. Te aconsejo, sin embargo, que dejes de tomar si estos episodios ocurren con frecuencia. ¿Tienes una amiga diabética que analiza su propia azúcar sanguínea? Tal vez podría analizar tu azúcar una mañana para ver que está pasando.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65