×
Lorena Carrillo
Lorena Carrillo
ver +

" Comentar Imprimir
30 Junio 2020 04:00:00
Covid-19 ha ocasionado grandes cambios
Escuchar Nota
Definitivamente el Covid-19 ha ocasionado grandes cambios en el mundo. Actividades no presenciales, distanciamiento social, uso de cubrebocas, gel, alcohol y sanitizante, chequeo de temperatura y más cosas.

En el Aeropuerto Internacional de Piedras Negras era común ver las escenas de cariño entre familiares que recibían a algún viajero o que lo despedían. Los grandes abrazos, los muchos besos ahora tienen que esperar algunos momentos.

Por principio de cuentas, los recibimientos se hacen en la explanada o el estacionamiento del aeropuerto, porque no se permite más que una persona en el edificio para recibir a un viajero, siempre y cuando no sean adultos mayores, niños o mujeres embarazadas.

Ahora es común ver a los padres que reciben a sus hijos en el exterior del aeropuerto y antes de los abrazos y los besos, primero usan el sanitizante.

Así ocurrió ayer cuando menos con dos matrimonios que recibieron a sus hijos, a los cuales los rociaron de sanitizantes de pies a cabeza y luego se procedió a los abrazos y los besos.


Regreso

Gabriela Hernández Villarreal, líder de estación de Aeromar regresó ayer de la Ciudad de México a donde viajó el pasado sábado para participar en una junta.

De manera inmediata Gaby se puso a apoyar a sus compañeros que realizaban los trámites de los cinco viajeros que minutos después partieron a la Ciudad de México.

Por cierto que el avión permaneció en el aeropuerto por una hora, tiempo que aprovechó Alejandro Zamora, personal de mantenimiento del avión, para acompañar a Gaby a la explanada del aeropuerto.


Revisan

Dos de los pasajeros que llegaron ayer en el vuelo procedente de la Ciudad de México tuvieron que esperar a que salieran los viajeros de la sala de llegada, ya que sus equipajes tuvieron que ser revisados por elementos de la Guardia Nacional.

El motivo para la revisión fue que en el momento en que los elementos del Ejército Mexicano arrimaron al perro rastreador, se puso alerta ante dos de las maletas de los viajeros.

Cuando se determinó la propiedad de las maletas, se les pidió a los pasajeros que esperaran para revisarlos y luego de que se determinó que no había nada ilegal dentro del equipaje, se procedió a permitirles continuar con sus actividades.
Imprimir
COMENTARIOS