×
Marcelo Torres Cofiño
Marcelo Torres Cofiño
ver +
Marcelo Torres Cofiño es miembro del Partido Acción Nacional desde 2006, fue Diputado Federal del Estado de Coahuila en la LXII Legislatura. Fue Presidente del Partido Acción Nacional y actualmente es Diputado Local, coordinador del grupo parlamentario del PAN y Presidente de la Junta de Gobierno en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
16 Septiembre 2018 04:00:00
Credibilidad bajo el agua
Una vez más las lluvias “atípicas” inundaron diversas colonias de Torreón y generaron daños a las viviendas de cientos de familias que habitan, sobre todo, el suroriente de la ciudad. En alguna medida todos somos responsables por el calentamiento global que ha intensificado las precipitaciones pluviales, afectando a muchas regiones en el mundo. Pero la ausencia de infraestructura apropiada o la mala calidad de la existente suele tener claros culpables, y en el caso de las inundaciones de Torreón se sabe quién ha fallado.

No ha pasado mucho tiempo, apenas dos años, en agosto de 2016, Gerardo Berlanga Gotés, en aquel entonces director de Obras Públicas del Ayuntamiento de To-rreón, aseguró haber tomado cartas en el asunto. Pero, mintió –tal como lo hace en la actualidad– tal vez confiado en lo “atípico” de ese fenómeno que se ha vuelto tan frecuente. Y ahora, con el problema encima, prefiere asumir una actitud déspota e insensible en lugar de aceptar sus errores.

No me voy a referir en exclusiva al estudio que mandó hacer a la empresa Urbis de Monterrey y que no aparece por ningún lado; sobre eso ya ha hablado en reiteradas ocasiones el alcalde de Torreón Jorge Zermeño y es a él y a su equipo de trabajo al que Gerardo Berlanga tendrá que ofrecer las debidas explicaciones. Voy a llamar la atención, en cambio, sobre dos obras que en su momento se dijo iban a resolver el pro-blema de las inundaciones y que, por lo visto, fracasaron de manera rotunda.

El primer caso es el de la colonia Provitec. Allí, el 22 de agosto de 2016, Berlanga Gotés aseguró que ya estaba la línea de conducción terminada y que, nada más habiendo buen clima, finalizarían la obra con líneas que captarían el agua desde División del Norte hasta Vasconcelos. Unos días antes había informado sobre la cons-trucción de un cárcamo y la futura adquisición de una bomba. Con esas obras, afirmó entonces, que ya no habría más problemas de inundaciones en esa colonia.

En septiembre de 2017, con la temporada de lluvias, el actual secretario de Infraestructura de Coahuila se atrevió a culpar de las inundaciones de Provitec a un vecino al que acusó de no haber encendido el cárcamo de rebombeo. Pero, no pasó ni un año completo antes de que se demostrara que, además de haber legado obras de mala calidad, es un mentiroso.

Un caso similar es el de la colonia Torreón 2000. El 15 agosto de 2016, Gerardo Berlanga anunció que tenían un proyecto con recursos aprobados para una red de tuberías y un cárcamo de bombeo que llevaría el agua hacia un canal que pasa a espaldas de esa zona. Sin embargo, otra vez ese sector de la ciudad quedó bajo las aguas, como otros muchos puntos de la ciudad. Pero, Berlanga Gotés había asegurado, el 28 de septiembre de 2017, que, de los 10 puntos críticos por los problemas de encharcamientos en Torreón, al cierre de ese año, sólo quedarían dos.

Y aquí la pregunta incómoda: ¿con qué calidad moral o técnica el secretario de Infraestructura se atreve a afirmar nada con respecto a las necesidades de drenaje pluvial en Torreón o al desempeño de la actual Administración torreonense? La credibilidad de Gerardo Berlanga Gotés, una vez más, quedó bajo las turbias aguas de las inundaciones de Torreón.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5