×
Salvador García Soto
Salvador García Soto
ver +
Salvador García Soto es periodista. Nació en Guadalajara Jalisco, donde cursó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac. En Guadalajara colaboró en varios medios locales y en oficinas de los gobiernos estatal y federal. Fue reportero de la fuente política en El Heraldo de México y en el diario La Crónica de Hoy. Desde 1998 escribe la columna política Serpientes y Escaleras que se ha publicado en los periódicos La Crónica, El Independiente y actualmente en el Universal Gráfico. Fue director general de Crónica y ha colaborado en revistas como Vértigo y Cambio. Durante dos años fue conductor del programa Cambio y Poder que se transmite por Cadena Raza y desde noviembre 2003 colabora en W Radio como comentarista del noticiario Hoy por Hoy tercera emisión y en el programa El Weso.

" Comentar Imprimir
17 Marzo 2020 04:07:00
Cría cuervos y te encontrarán infectado de Covid-19
Escuchar Nota
En medio de la crisis del coronavirus en México, ayer lunes se suscitó un duelo verbal y diplomático entre el canciller mexicano Marcelo Ebrard y el Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, luego de que este último acusara en su cuenta de Twitter de irresponsabilidad al Gobierno de México por permitir que “12 casos confirmados de Covid-19” abordaran un vuelo de Avianca, que iría de la Ciudad de México a San Salvador y al que el Mandatario salvadoreño le cerró su espacio aéreo. “Qué irresponsables las autoridades mexicanas. Esos pacientes deberían estar aislados, no circulando en el aeropuerto”, dijo Bukele.

De inmediato, el secretario de Relaciones Exteriores le respondió en la misma red social al Presidente de El Salvador, informándole que el vuelo AV431 “se canceló porque se suspendieron todos los vuelos a San Salvador”. Y como tratando de corregirlo, Ebrard le pregunta a Bukele: ¿Podría usted compartirnos cuáles son los 12 casos de coronavirus que menciona y dónde se confirmaron? Es lo responsable en este y en cualquier otro caso”. Para rematar este conflicto diplomático, enmarcado por la pandemia, la aerolínea colombiana Avianca le dio la razón al Mandatario salvadoreño y también en un mensaje en su cuenta de Twitter, le agradeció: “Agradecemos al Presidente de El Salvador @NayibBukele por darnos información y alertarnos sobre los pacientes con Covid-19 intentando abordar el vuelo de Avianca #431 proveniente de la Ciudad de México. Gracias a eso se evitó poner en riesgo a la tripulación”.

Todavía, en una segunda respuesta a Marcelo Ebrard, el presidente Bukele se dio el lujo no solo de mandarle una copia del mensaje de Avianca en redes sociales donde le agradecen y le dan la razón “por darnos información y alertarnos”, sino que además amenazó al canciller mexicano con que “otro día le hago el reclamo formal por el fugitivo de la justicia salvadoreña, al que ustedes dieron asilo político por motivos ideológicos hace unos días”.

En un principio, el Gobierno de México decía desconocer esos 12 casos de Covid-19 en el aeropuerto capitalino, a los que se refirió Bukele y que la aerolínea Avianca también reconoció haber detectado antes de cancelar su vuelo a El Salvador. Pero a las 7 de la noche con 3 minutos, casi tres horas después del primer mensaje del Presidente de El Salvador, Marcelo Ebrard subió otro tuit en el que mencionó: “Las autoridades sanitarias del aeropuerto valoraron a los pasajeros de Avianca y no encontraron a ningún enfermo, incluidos los 12 jóvenes salvadoreños que portaban cubrebocas. Le he informado al presidente Bukele, a quién sé que le dará mucho gusto”.

En medio del lío diplomático y la desinformación que mostró la Cancillería, lo más doloroso para Marcelo Ebrard y para el Gobierno mexicano debió ser que precisamente al Gobierno de Nayib Bukele, el presidente López Obrador le entregó 30 millones de dólares, como parte de un programa de colaboración para que participara en el programa Sembrando Vida.

De hecho fue el mismo Ebrard quien, el 20 de junio de 2019, en un acto público en Chiapas, anunció que México le entregaría los 30 millones de dólares a El Salvador para que replicaran el programa lopezobradorista de sembrar árboles, como parte de la estrategia mexicana para ayudar a Centroamérica. “Iniciamos con más de 30 millones de dólares de transferencia directa, dentro de un programa que contempla más de 100 millones de dólares”, dijo entonces el secretario de Relaciones Exteriores de México, en el arranque del Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica.

Habría que ver si después de todo este asunto, tras las fuertes acusaciones que hizo Nayib Bukele al Gobierno mexicano, aun así le entrega los 70 millones de dólares restantes para el programa Sembrando Vida, que más bien, con el encontronazo de ayer entre el Mandatario salvadoreño y el canciller mexicano se transformó en algo así como “sembrando infundios”. Por lo pronto, queda en entredicho el éxito del programa de aliados diplomáticos centroamericanos y parafraseando aquel viejo refrán, a México y al Gobierno de AMLO le pasó aquello de que “cría cuervos y te encontrarán infectado de coronavirus”.
Imprimir
COMENTARIOS