×
Alberto Rojas
Alberto Rojas
ver +

" Comentar Imprimir
16 Mayo 2020 03:10:00
Cuadro conmovedor
Escuchar Nota
Buen día .Las primeras expresiones de la catástrofe económica surgieron en Monclova y es que familias de diversas colonias están colocando anuncios afuera de sus viviendas donde consignan que están acorralados por plagas que ha dejado Covid-19; sin alimentos, sin agua, sin energía eléctrica y sin empleo, es como un SOS al borde del naufragio en alta mar.

El cuadro es conmovedor porque hay niños con hambre que obviamente no alcanzan a comprender la magnitud del infortunio, y esto apenas es el arranque porque la situación cada vez está más peor que peor, y una vez más es la sociedad civil la que está intentando entrar al quite.

El altruista y activista social Armando Flores Sosa explora el asunto porque la tarea de la sociedad debe ser ayudar con gestoría en lo posible a los damnificados por la contingencia sanitaria, sin partidos políticos ni nada de eso, simplemente auxiliar moral y materialmente a la gente que sufre lo inimaginable.

Con ramas

Cuando les regalan algo de comida la tienen que racionar de tal forma que cuando hay necesidad de calentarla recolectan ramas en la calle para encender fuego, porque obviamente no hay recursos para algo de gas liposoluble. Otros hasta las estufas y refrigeradores vendieron pero de pronto el escaso dinero se agotó y en algunos se acaba también la esperanza.

Con casi 300 millones de pesos mensuales en pago tan solo de intereses a la mega deuda de 36 mil millones de pesos que dejaron los hermanitos Humberto y Rubén Moreira, deberían las autoridades estatales declarar la suspensión de pagos a los bancos.

No importa, dicen diversos sectores, aunque sea solo durante el resto del año para paliar las necesidades básicas de los damnificados, además el endeudamiento se hizo con papeles falsos judicialmente comprobado.

Deuda impagable

Se ha dicho hasta el cansancio que desde 2011 a la fecha, en la ilegal deuda los coahuilenses han pagado alrededor de 28 mil millones de pesos del capital de 36 mil millones de pesos, pero no ha bajado ni un solo peso, por el contrario subió y actualmente anda por la friolera de los 38 mil millones de pesos-.

Decían que la Secretaría del Bienestar del gobierno de AMLO se inventó para combatir la pobreza extrema y situaciones como esta, pero ese viejo disfruta y goza viendo a gente hambrienta o muriendo enferma, y eso de las becas a los chavos muchos están fuera del beneficio y les interesa ese sector de la población únicamente con fines electorales y políticos en su momento.

En todos los países del mundo los gobiernos están echando toda la carne al asador para reconstruir los daños colaterales y reactivar la economía, es como si anduvieran recogiendo los escombros para reconstruir el edificio colapsado, pero aquí en México nada de nada, absolutamente.

Nada raro será que cuando la ciencia invente la vacuna contra el coronavirus entonces AMLO no la va a comprar para los mexicanos, y lo más seguro es que ofrecerá únicamente sus famosas estampitas.-

El otro rostro

El coronavirus con su otro rostro depredador exhibe ahora en Monclova sus otras armas que también hieren con saña, hundió en la hambruna a miles desempleados por la pandemia, por lo que algunas familias económicamente devastadas ya exhiben afuera de sus casas anuncios y trapos blancos donde piden urgentemente alimentos y es que la situación está bien complicada.

La redacción en cartulinas es conmovedora y despedaza sentimientos de transeúntes y gente que los lee; ìen casa sin comida, ni trabajo, ni luz, ni aguaî, y ante esta infección de pobreza extrema que también pone en riesgo la salud y la vida, integrantes de la sociedad civil intentan aportar.

Hasta mañana
Imprimir
COMENTARIOS