0
×
1
Joel Almaguer
Joel Almaguer
ver +
Inició sus estudios en la Universidad Autónoma de Coahuila, donde tuvo como maestros a Gerardo Monjarás y en sus últimos años al reconocido pianista regiomontano Gerardo González. Ha desarrollado su actividad musical como pianista en danza y como acompañante de cantantes principalmente. Ha participado en musicales como pianista. Imparte diplomados en historia de la música para la UAdeC. El año pasado vivió en Francia donde tuvo oportunidad de compartir su talento musical. Música Sobre Ruedas es un proyecto que ha desarrollado para compartir música en espacios públicos. Actualmente también es miembro de la Orquesta Filarmónica del Desierto donde participa activamente en el Coro Filarmónico. [email protected]

" Comentar Imprimir
30 Junio 2019 03:00:00
Cuadros de una exposición
En 1874 nace uno de los pilares de la música del siglo 20, Arnold Scönberg, cuya obra cambiaría radicalmente la teoría musical y, aunque aún hoy tenemos su sistema dodecafónico, cabe destacar que siguen conviviendo múltiples sistemas de composición y reglas teóricas, los que da lugar a una riqueza de elementos para la composición sin igual.

Este año de 1874 nace Charles Ives, compositor estadounidense quien nos deja con preguntas sin responder, como su obra La pregunta sin respuesta, donde las cuerdas apoyan como un remanso las preguntas planteadas por una trompeta. En 1874 también nace otro pilar del mundo de las artes, en este caso la literatura: Gertrude Stein quien además de tener una aguda visión del mundo, fue una visionaria en el mundo del arte, gracias a lo cual Picasso, Cézanne, Matisse, Toulouse-Lautrec entre otros pudieron impulsar más aún sus carreras. Las primera exposición de los llamados Impresionistas también se da lugar en este año, un año en el que Bedrich Smetana comienza la composición de su obra más afamada: Má vlast. Pero lo que me trae a este año no es ninguna de estas consideraciones previas, si bien sirven de marco para resaltar la importancia de una de las obras para piano más emocionantes del repertorio musical que influirá en el futuro musical.

Me refiero a los Cuadros de una exposición, de Modest Músorgski compuesta en el año de 1874. Una obra de exigencia técnica notable y que entra dentro de la llamada música programática, es decir aquellas composiciones que tienen la intención de evocar una imagen específica. De ahí que la obra, compuesta de 10 piezas, evoquen cuadros del amigo del compositor e intercala una promenade cuya característica musical nos recuerda una marcha fúnebre, pero a la vez llena de majestuosidad. Victor Hartmann el pintor y amigo de Músorgski recién había fallecido por lo cual el compositor, a manera de homenaje compone esta magnífica obra. Por desgracia nos quedan pocos registros de los cuadros en los que se basa para crear esta obra musical, aunque podemos encontrar algunos. Sin embargo una cosa nos queda clara: la obra musical sobrepasa al tiempo de una manera superior a la pictórica.

Los Cuadros de una exposición son un ejemplo también de la filosofía musical del Grupo de los Cinco: Mili Balákirev, César Chi, Modest Músorgski, Nikolái Rimski-Kórsakov y Alexandr Borodín, quienes con sus aportes a la música y su adhesión al pensamiento nacionalista, heredaron al mundo obras magníficas, pero también una visión del arte musical que adoptarían otros países, entre ellos México. El potencial tímbrico de la obra no escapó a Maurice Ravel quien en 1922 orquesta maravillosamente la obra. Sin embargo las líneas se me terminan y es menester prestar oídos a esta obra tanto en su versión para piano como orquestal. Que la disfruten.
Imprimir
COMENTARIOS


9

  • 1 2
  • 0
4 2
6 7
8 9 0 1 2 90 91 92 93 94 95