×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
27 Febrero 2019 04:00:00
¿Cuál control?
Todo mundo, y más los economistas, dice que la inflación está bajo control, ya que en la primera mitad de febrero fue negativa, con -0.10%, o sea que hubo deflación, pero se tiene que ser muy ingenuo para ver que la ola todavía no cae, que está en el aire. Sobre todo, gente superexperta, que sabe más que su servidor en cuestión de temas económicos y que menciona en sus columnas y comentarios que la inflación está bajo control, pero no ha visto (creo que soy el único en verlo) que esto no es la realidad. El Gobierno de nuestro flamante Presidente no ha dado todavía los subsidios en las pensiones o programas sociales, ni en los programas de los ninis o de los huachicoleros; o de los que van a estudiar o las familias que ganan menos de 10 mil pesos. Todavía no los ha puesto en práctica, por eso digo que la ola está arriba y no ha aterrizado. Dejen que llegue ese dinero y verán el impacto inflacionario después de haber pagado las becas y pensiones y ahí es donde vamos a decir que la inflación va a repuntar rápidamente.

La inflación subyacente en términos anuales se ubicó en 3.51%, lo malo es que los alimentos procesados y bebidas se mantienen arriba de 4%, es decir, en 4.24% y esto preocupa, ya que en solo 15 días la inflación subyacente -o sea la no oficial- ha subido 0.26%, algo parecido a lo que pasó en 2018 (0.3%). Esto también nos indica, con el conocimiento que existe, que México no va a poder crecer 2% como lo están planeando, creo que muy a fuerza se va a crecer 1% y esto por las ocurrencias de nuestro señor Presidente. Existe incluso una visión aún más pesimista para la economía nacional en los próximos meses, ya que el Presidente ha tomado decisiones que han quitado confianza en México; son puras ocurrencias lo que nuestro señor Presidente dice día a día, y un país de 128 millones de habitantes no puede ser gobernado de esa manera.

Para darles una idea, mis queridos 76 lectores, ninguna empresa puede tener una calificación por encima de la del país en el que opera y tenemos muchas empresas extranjeras de ese tipo que operan en territorio mexicano. En la toma de decisiones y ocurrencias, México vería bajar su calificación y los grandes corporativos con deuda colocada en dólares y euros podrían sufrir caídas en sus calificaciones. Si México llegara a perder el grado de inversión, eso también va a repercutir en las empresas nacionales que tienen el grado de inversión con papeles colocados en moneda extranjera. Dejen ustedes esto, también el costo del financiamiento se vería impactado al alza.

Otra de las cosas que siempre hemos dicho es sobre las reservas internacionales, que en la actualidad suman unos 175 mil 500 millones de dólares y que estamos pagando tasas de interés de 8.25% frente a 2.2% que se paga en Estados Unidos, pero los capitales en cualquier momento pueden salir del país y las reservas serían insuficientes para paliar la situación, lo que a su vez nos pondría en una situación de alto riesgo pues la paridad dólar-peso subiría.

Debido a lo anterior vimos a algunos empresarios con caras largas cuando los invitaron al Consejo de Promoción y Empleo a Palacio Nacional con Alfonso Romo, quien es el "fusible" del sector empresarial con el Gobierno federal. Muchos ya no le creemos a Alfonso Romo, ya que por ejemplo estuve en juntas en Monterrey donde dijo que el aeropuerto internacional de México no se iba a cancelar -antes de llegar al poder- y siendo electos lo cancelaron. La credibilidad se construye día a día, como también el buen ánimo. Tenemos que dar buenas señales ante el mundo de que realmente tenemos una inflación controlada para que podamos tener inversión en territorio mexicano.


.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)6

Imprimir
COMENTARIOS


7

  • 9 0
  • 8
2
4 5
6 7 8 9 0 70 71 72 73 74 75