×
Brozo el Payaso Tenebroso
Brozo el Payaso Tenebroso
ver +
Si tienen metro, arrieros somos.... Cualquier cosa relacionada con la columna. Ahi me encuentran regocijado en la "güev": [email protected]

" Comentar Imprimir
27 Mayo 2014 03:00:03
¡Cuando el tiempo nos ayuda, los secos troncos retoñan!
¡Chamacos metanoles, jijos de mi último calentamiento! Yo creo que mi agüela, como todas las agüelas, era capaz de adivinar lo que iba a pasar; a veces me decía ‘no te acerques a la estufa que te vas a quemar, escuincle baboso’, y me cai que como cosa de brujería al rato, cuando se descuidaba, me trepaba a ver qué iba a guisar y ¡zocorroco! me quemaba. Ya más grandecito, cuando se daba color de que me cambiaba de calzones, me advertía ‘No vayas a irte con esas huilas que te van a pegar una enfermedad’, y bueno, como maldición, al rato yo no me libraba de las inyecciones de penicilina o al menos de comprar ungüento del soldado.

Y sí, estoy casi seguro de que veía el futuro porque una de sus frases que con más cariño guardo en el alma y el corazón es cuando me decía: ‘La cosa está de la chingada y se va a poner peor’. Y no les pongo está tan larga introducción para seguirme vociferando en contra de la violencia, de la lucha contra el crimen organizado, de la corrupción, de la impunidad, de la desigualdad, y de las demás lacras que padecemos todos los mexinacos, nel, de lo que quiero hablarles afecta a todo el planeta y sus alrededores, y es el tan mentado cambio climático, que dicen que ya está aquí y solo los más necios o más güeyes no lo quieren ver. Manuel de Castro, catedrático de Física de la Tierra de la Universidad de Castilla-La Mancha, allá en España, ya dijo que: “A mediados de siglo las evidencias del cambio climático, en aspectos que ahora pueden no ser visibles, serán incontestables”, y que lo gacho nacho va a ser que muchos países no tendrán el billete para ‘poner en marcha medidas de adaptación que eviten los impactos más adversos’. Pero tambor por acántaros hay voces que echan aguas sobre las broncotas que se vienen, Rafael Loyola Díaz, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM dijo que el problema del cambio climático es, en gran medida, un fenómeno social que nosotros mismos nos buscamos y que hay que cambiar como especie si de verdad queremos hacerla en el futuro y pa’que se den un quemón, soltó algunas cifras duras, que les pongo a su consideración: “Desde mediados del siglo 20, la concentración de dióxido de carbono excedió la registrada en los últimos 650 mil años, mientras que de 1970 a 2004, los gases de efecto invernadero se incrementaron en 70 por ciento”. Y que algunas estimaciones calculan que la temperatura promedio en la Tierra ha aumentado 1.2%, lo que no había ocurrido en los últimos 20 mil años, y que: “El periodo que va de 1983 a 2012 ha sido el más caliente para el hemisferio norte en los últimos mil 400 años de existencia del planeta. Para el 2010, los costos por lluvias severas llegaron a 57 mil millones de pesos, y para 2012, por degradación ambiental sumaron 985 mil millones de pesos, el 6.3% del producto interno bruto. El problema del cambio climático ya rebasó el punto del no retorno y por ello dominan en la agenda los temas de adaptación, restauración, mitigación y desarrollo sustentable”.

Y eso es lo que hemos estado viendo en todo el mundo, nomás por ponérselas de ejemplo, en el mes de mayo en Bosnia las inundaciones, causadas por las incesantes lluvias, devastaron el 40% del territorio y azotaron 44 comunas del país y el distrito de Brcko, con una población de 1.7 millones de personas. En China, “Doce personas han muerto debido a las extendidas inundaciones que afectan el sur de China. Las anegaciones afectaban hasta el sábado en la tarde a 649 mil personas en la ciudad de Qingyuan, en la provincia de Guangdong, y causaron además el derrumbe de 3 mil 300 viviendas”. En Gringolandia hubo lluvias, inundaciones y muertitos en Nueva York, Florida, Oklahoma, Iowa, Arkansas, Mississippi, Alabama, y Tennessee. Los gobiernos de tocho el mundanal mundo tienen que dejar de jugarle al vivo y empezar a tomar medidas que aliviane a la perrada de lo que se viene, porque mi agüela va a tener razón, la cosa se va a poner peor. ¡Óoooorale!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5