×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
08 Noviembre 2019 03:29:00
Culiacán, LeBarón, ¿qué sigue?
Escuchar Nota
Todavía no acaba el 2019 y se perfila a ser un año lleno de matanzas, impunidades, informaciones incompletas y otras explicaciones “sacadas” de una película de ciencia ficción, ese el México en que vivimos actualmente.

Si la mejor explicación oficial sobre la matanza de la familia LeBarón es que bandas armadas de la zona, quizá los confundieron con otro grupo criminal, estamos en graves problemas, lo atroz de la masacre, tres mujeres y seis menores muertos y otros seis niños más, heridos, y con la saña que lo hicieron: ametrallaron las dos camionetas y con ellos dentro, familias y niños indefensos, las incendiaron.

Ese es el grado de violencia al que ha llegado este país.

Balas, gritos y llantos. Así recuerdan la tragedia los menores que sobrevivieron al ataque por parte de un grupo armado a la familia LeBarón en Sonora, un suceso que dejó un saldo de nueve personas muertes, seis de ellos niños.

“Por la zona y la forma que los vehículos fueron encontrados está muy claro que los emboscaron. Los niños platicaron que sus mamás gritaban aterradas para intentar convencer a estos desgraciados que no les dispararan, pero no lograron nada, los acribillaron sin piedad”, narró Alex LeBarón, miembro de esta comunidad mormón asentada en Galeana, Chihuahua.

La mañana del lunes 4 de noviembre de 2019, tres camionetas repletas de mujeres y niños de la familia LeBarón se trasladaban de un rancho del

poblado de la Mora (Sonora) hasta Galeana (Chihuahua), donde está la colonia LeBarón, cuando en la frontera entre ambos estados fueron emboscados por sicarios armados.

Con fusiles de alto calibre, acribillaron a balazos las camionetas -a pesar de los gritos de terror de las madres-, que no lograron proteger a sus hijos.

Los muertos, miembros de una comunidad mormona en el país, estaban desarmados porque iban a una celebración.

En total, las autoridades precisaron que el saldo del ataque fue de tres mujeres y seis menores de edad asesinados. Además de seis menores lesionados, una menor ilesa y otra niña desaparecida, que fue hallada horas después.

Cuando las ráfagas cesaron, los niños sobrevivientes mal heridos escaparon hacia el monte, la mayoría salió al camino cuando cayó el sol y escucharon que sus familiares los estaban buscando.

La última en ser encontrada fue Mackenzie, una niña que caminó 14 kilómetros con una herida de bala, duró más de 12 horas escondida en la sierra, pero logró sobrevivir.

En la escena del crimen los peritos levantaron más de 200 casquillos calibre.

Unos cuantos días ha pasado del operativo fallido en Culiacán para detener a Ovidio Guzmán, que dejó 13 muertos y una crisis en materia de seguridad, a lo del tema inviable en México del golpe de Estado y el malestar secreto de las fuerzas armadas, a la matanza de los LeBarón, y la internalización en diversos medios del tema de seguridad en México, con la irrupción del presidente Donald Trump afirmando que solo se resuelve este tema con la guerra, para la que ofreció todo el apoyo de su gobierno, a lo que López Obrador, rechazó.

Pero ahora la narrativa se centrará, aquí y allá, en la desbordante violencia en México, lo que en nada ayuda al país ni al gobierno, siendo el eje de discurso de los presidentes de uno y otro país.

Y para entonces el gobierno mexicano tendrá que haber encontrado una mejor hipótesis y respuesta que la ofrecida sobre la matanza, por que “una confusión” no ayuda, al contrario, agrava la situación y el crimen.

Por último, una de las voces más influyentes entre los conservadores estadounidenses, el senador Cotton, dijo que la estrategia “Abrazos, no balazos” quizá pueda funcionar en un cuento de hadas…

Es muy distinto gobernar que andar 18 años en campaña, sin duda.

Culiacán, LeBarón, ¿qué sigue?.

Punto y aparte

El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís inauguró este jueves 7 de noviembre de 2019, la escuela primaria de nueva creación “Armando Fuentes Aguirre, ‘Catón’", ubicada en la tercera etapa de la Colonia Nuevo Mirasierra, en Saltillo.

Indicó que Saltillo y Coahuila se sienten muy honrados de imponerle a esta escuela el nombre de un gran coahuilense que ha traspasado fronteras y que ha puesto muy en alto el nombre de nuestra entidad: Armando Fuentes Aguirre "Catón".

Un servidor tiene el honor de conocer a Don “Catón”, me une una amistad de años con su hijo menor, Javier y me da mucho gusto que este tipo de homenajes se hagan en vida.

Felicidades al Gobernador por esta obra y esta distinción.

Felicidades a la Familia Fuentes De la Peña, familia noble y de gran corazón.

Buen fin de semana, ¡ánimo!
Imprimir
COMENTARIOS