×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
31 Mayo 2019 03:59:00
De arriba hacia abajo
Quizá sea bueno recordar aquel discurso dado por el Presidente en su toma de protesta, en el cual resumió su plan de Gobierno en 5 puntos. En uno de ellos aseguró: “Van a bajar los gastos de los de arriba porque va a aumentar el presupuesto de los de abajo”. Lo anterior viene al caso, dado lo sucedido desde el pasado 3 de mayo, fecha en que AMLO, dio a conocer su decisión de recortar en más del 13% el presupuesto para la investigación de ciencia y tecnología, por lo que ordenó que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), tomara una serie de medidas de austeridad, en concordancia con la política de ahorro, que tanto predica el mandatario.

Ante tal anuncio, un gran número de investigadores adscritos al Conacyt, levantaron la voz para protestar contra tal determinación, se dijeron sorprendidos ante este atrevimiento, ya que consideran inconcebible que el Gobierno federal les obligue a laborar con recursos limitados.

Bastante razonable pareciera el disgusto del personal del Conacyt ante el inminente recorte presupuestal. Incluso, debo mencionar que hasta yo, que de tecnológico y científico tengo nada, me sumé al grupo de personas molestas ante tal aberración. Y es que, siempre he sido un convencido de que un país no logrará su transformación evolutiva, hasta en tanto no invierta gran parte de su presupuesto en la investigación científica y tecnológica.

Por si lo anterior fuese poca causa de disgusto, días después nos enteramos, gracias a un video, en el cual una maestra, reclama al Jefe del Ejecutivo federal, su decisión de recortar dicho presupuesto, y que en consecuencia del mismo, El Conacyt le quitó el apoyo a un grupo de niños que participarían en una olimpiada de matemáticas, en Sudáfrica. Por fortuna y con vergüenza, nos enteramos luego, que un alma caritativa, la del cineasta mexicano Guillermo del Toro, ofreció pagar los boletos de avión a Sudáfrica a los 12 niños para que participaran en la Competencia Internacional de Matemáticas.

Como final de esta historia y cuando todo indicaba que López Obrador sería el malo de la misma, surgió la noticia de que el mismo Conacyt, firmó un contrato con Pigudi Gastronómico, SA de CV, para que del 22 de abril al 31 de diciembre de 2019 prepare los desayunos y comidas tipo gourmet, con algunas excentricidades, para un mínimo de 120 trabajadores de lunes a viernes, con un coso de por lo menos 15 millones 78 mil 457 pesos, situación que fue confirmada por la institución argumentando que era un derecho laboral, por lo que no había cargo de conciencia alguno.

Por otro lado, el Gobierno de la Republica mediante un comunicado aseguró que el multicitado organismo había recibido desde hace tiempo, un cheque por la cantidad de un millón seiscientos mil pesos, como apoyo para el viaje del grupo de niños matemáticos. Pareciera que la moraleja de esta historia lo es, que nada es lo que aparenta, sin embargo, lo único que se evidenció fue que esta mentada política de austeridad solo viene a lastimar al eslabón más débil del sistema burocrático, y que lo es el personal que ocupa las vacantes de mandos medios hacia abajo, ya que hasta hoy, no han sido beneficiados, mientras que los de arriba, siguen disfrutando el olvido del Presidente, que como promesa aseguraba que los recortes serían para los de arriba y en beneficio de los de abajo.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65