×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
20 Abril 2019 04:00:00
De cómo nació la idea de suprimir inspectores y dar confianza a la gente
El primero que respingó fue el senador del PRI Manuel Añorve Baños: “A nombre de quienes integran mi grupo parlamentario, subo a esta tribuna para mostrar nuestro desacuerdo con este dictamen y para anunciar que votaremos en contra”.

Se refería a la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, que el grupo mayoritario, Morena, y el presidente Andrés Manuel López Obrador habían presentado como un punto de inflexión para acabar con la corrupción, que corroe y oxida los estamentos mismos del Estado mexicano.

Entonces el PRI, uno de los partidos políticos más corruptos de la historia del mundo, dijo en voz de Añorve Baños: “(Hay un) invasión de facultades, por ejemplo, las que la ley le otorga al SAT. El SAT está facultado para hacer inspecciones y para establecer sanciones por incumplimiento de obligaciones fiscales.

“Esta ley faculta a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria para emitir sanciones por la misma razón. Este es un vicio legal y administrativo que también desincentiva la inversión”.

A Añorve se le apareció Félix Salgado Macedonio, senador de Morena, quien reviró: “¿Cómo el contribuyente se va a acercar a su gobierno, cuando sabe que su gobierno es ratero? Que roba, que de repente han encontrado en la política la mejor industria para hacerse ricos, que creen que llegar a la política es ganar buen dinero, hacer la tranza, condonar, perdonar impuestos, y salen multimillonarios, salen socios de grandes empresas, de grandes constructoras”.

“Incluso hasta saquean al país, porque sacan su dinero a depositarlo a los bancos suizos, a Estados Unidos”.

“Si el pueblo se da cuenta de esto, entonces el pueblo no le tiene confianza a su Gobierno, y la confianza es base elemental y sagrada para que tengamos éxito en las finanzas”.

“… Miren, del 2014 al 2018 se condonaron 14 mil 503 millones de pesos de impuestos, los impuestos son sagrados, es dinero del pueblo, pero lo condonaron. ¿A quiénes les condonaron? Le condonaron a Grupo ICA, al Corporativo GEO, y aquí puedo seguir con la relación de todos los que han gozado de esa gracia de que les condonen sus impuestos”.

“Son poderosos, son gente con mucho dinero, y entonces se les condona a ellos para joder al más pobre. No es posible, esa política se tiene que reconvertir de manera que podamos infundir al pueblo la confianza”.

“Esta ley es buena, es noble, es inteligente, es certera, es oportuna para devolvernos la confianza”.

Xóchitl Gálvez, senadora del PAN, dijo que apoyarían el dictamen. Pero pedía correcciones, como la de que el IMSS no clausure empresas.

Entonces Ricardo Monreal, de Morena, autor de la iniciativa de marras dijo: “Yo intenté en algunas otras legislaturas introducir artículos aislados para llegar a este propósito y nunca lo logré, ¿y saben por qué no lo logré? Porque el Gobierno se oponía, no quería una sola perturbación en su forma de supervisión y vigilancia, no quería ni una perturbación en su esquema de corrupción”.

“Había resistencia, como la hay ahora, de manera impresionante. Yo incluso aceptaría que estuviera aquí cabildeando el SAT, Infonavit, IMSS, Protección Civil, todas las dependencias que tienen inspectores, porque va contra ellos, no va contra los ciudadanos”.

“¿Qué es lo que intenta esta ley? Que tiene 16 artículos y que me gustaría que la leyeran antes de opinar sobre de ella”.

“Son 16 artículos que intentan eliminar este nefasto circuito de inspectores, supervisores, que acosan, sobre todo a los pequeños empresarios y medianos empresario. No acosan a los grandes empresarios, porque los grandes empresarios tienen negociaciones en la cúpula”.

“No, los actos de molestia son contra medianos y pequeños empresarios”.

“Déjenme decirles un ejemplo, y aquí hay varios, incluyendo a algunas que fueron delegadas, compañeras nuestras, o funcionarios públicos”.

“Hace unos años, que fue una de las experiencias más extraordinarias de mi vida, gobernar Zacatecas y después ser jefe delegacional de la Cuauhtémoc”.

“¿Quieren saber cuántos inspectores hay en la ciudad o cuántos supervisores?”.

“Intenten construir un día un edifico o una casa, o mejorar su calle, les van a llegar como cincuenta o sesenta inspectores”.

“Intenten abrir un negocio y van a llegarles una multiplicidad de supervisores, y todos, sin excepción, arreglan, pero no conforme a la ley, sino en la subasta económica”.

“Una de las sorpresas cuando yo fui electo delegado, fue: ‘¿Oye, y tú qué quieres ser?’ Alguna de la gente que me ayudó y me dijo: ‘inspector en vía pública”.

“¿Cómo? Pero si tú eres abogado, yo pensé que ibas a pedirme ser, no sé, director de Servicios”.

“No, no, no, yo nada más quiero ser inspector de vía pública o encargado del reloj checador”.

“Impresionante, de verdad, les estoy diciendo la verdad”.

“… Porque además de que luchábamos todos juntos, nos poníamos de acuerdo para eliminar toda esa carga pesada contra el usuario y ciudadano, no lo lográbamos, no lo logramos, yo quise poner un sistema distinto al reloj checador y no fue posible, no fue posible”.

“Entonces desde ahí yo me inspiré en hacer esta ley, 16 artículos que elimina de la vía pública a tanto inspector y supervisión, que lo único que hace es extorsionar, extorsionar”.

“Yo, repito, yo estaría preocupado y, sin embargo, estaría, bueno, normalmente aceptando que estuviera aquí el secretario de Protección Civil, o la directora del INBA, o el director del Seguro, o el director del Infonavit, o el director del SAT o del SAR”.

Muchas reservas en lo particular fueron aceptadas por la mayoría. Y, aprobada, la turnaron a San Lázaro”.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65