×
Inés Sáinz
Inés Sáinz
ver +

" Comentar Imprimir
19 Diciembre 2009 04:45:24
De lo incierto a lo cierto
Apenas este año está viendo sus últimos amaneceres y ya muchos de nosotros hemos volado al comienzo del siguiente

Las miradas en el mundo futbolístico están puestas en el próximo mercado de pases, pero sin duda que la crisis hará de las suyas

Apenas este año está viendo sus últimos amaneceres y ya muchos de nosotros hemos volado al comienzo del siguiente. Nos vemos envueltos en planes, en proyectos y también muchos se encuentran ante la preocupación de saber qué es lo que harán el año entrante.

Ese es el caso de varios futbolistas, ya que hay contratos que se acaban, equipos que ahora cuentan con menores presupuestos y los jugadores “volátiles” están enfocados en poder encontrar acomodo en el llamado Mercado de Invierno que como sabemos es escaso y sumamente corto.

Y creo que el vivir estos momentos es uno de los más difíciles y angustiantes para cualquier jugador sin contrato. Aunque también hay los que se dan el lujo de tener dos acuerdos, como es el caso del inglés David Beckham, quien ya preparó su mudanza nuevamente con destino a Milán, ya que por segundo año consecutivo jugará el cierre del torneo con el equipo rossonero. También está el caso de Cuauhtémoc, quien pese a sus 36 años, rápidamente encontró acomodo en el futbol mexicano. Pero sabemos que estos son casos aislados. La realidad es que sobre todo en nuestro futbol estamos enfrentando una crisis real y palpable. La sobrevaloración que se tuvo años atrás, los costosos caprichos de directores técnicos que pedían jugadores sobrevaluados y hasta los mismos malos manejos de directivos, han provocado que hoy en día los jugadores pidan más de lo que los clubes pueden soportar. Incluso en esta crisis, a los equipos que cuentan con grandes capitales de apoyo les significa un esfuerzo mayúsculo. Es tiempo de reflexionar y actuar. Por un lado siempre se ha hablado de la cantera, y la mayoría de los equipos continúan sin forjarlas ni darles muchas oportunidades, y por otro incomodan las costosas contrataciones de extranjeros que comúnmente no dan los resultados esperados.

Por otro lado, también hay buenas noticias para los elementos que sueñan con disputar la próxima Copa del Mundo: platicando con Javier Aguirre me comentó que él no se casa con ningún jugador y que las puertas de la Selección están abiertas para los jugadores que estén en su mejor momento. Los indicados siempre serán los que en el tiempo inmediato a la justa mundialista demuestren ser los mejores y se encuentren en las mejores condiciones, lo que nos deja claro que cualquiera puede aspirar a colarse al Mundial, por lo que seguramente nos espera un Torneo Bicentenario intenso y lucidor. Poco a poco se irán despejando dudas y tendremos la certeza de quiénes serán la cara de nuestra Selección Mexicana.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5