×
Sonia Villarreal
Sonia Villarreal
ver +
Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación. Regidora en el Ayuntamiento de Piedras Negras. Secretaria General del Comité Municipal del PRI. Secretaria Técnica del Ayuntamiento. Directora General de Desarrollo Social en el Municipio. Directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Secretaria de la Secretaría de las Mujeres en el Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza. Diputada Local por el XVI Distrito Electoral, Presidente del Comité Municipal del PRI, Presidente Municipal de Piedras Negras Administración 2018. Actualmente Subsecretaria de Coordinación Interinstitucional en Materia de Seguridad.

" Comentar Imprimir
08 Junio 2019 04:00:00
De picada
No quiero iniciar esta columna sin antes recordar a mi entrañable amigo y compañero de muchas luchas, Fernando Purón Johnston, a quien hace un año le arrebataron cobardemente la vida, dejándonos un gran vacío. Quienes al igual que yo lo recuerdan, unimos nuestras oraciones por su eterno descanso.

Bueno, conociendo a Fernando -con lo que está pasando en nuestro país- ya estuviera haciendo tremendas declaraciones y no es para menos.

Esta semana nos encontramos con la desafortunada noticia de que la agencia Fitch Ratings, redujo la calificación de México en moneda extranjera a largo plazo y moneda local de “BBB +” a “BBB”, cambiando la perspectiva de calificación a negativa y afectando la calificación crediticia de Pemex llegando a grado “especulativo”, lo que significa que sus bonos ahora son “basura” y se incrementa un alto riesgo de impago con una deuda financiera de 106 mil millones de dólares.

Esto es más complicado de lo que parece, con la baja calificación crediticia, el costo de la deuda de México se incrementará, y la situación será más difícil para la economía. Inevitablemente, el panorama financiero será más complejo en el horizonte nacional, también se afectan las calificaciones de CFE ya que incorporan el fuerte vínculo de la compañía con el Gobierno mexicano en función de su propiedad y otra serie de factores que limitan su rentabilidad.

De acuerdo con la agencia, esta reducción en la calificación, refleja una combinación de mayor riesgo para las finanzas públicas del gobierno, debido al deterioro del perfil crediticio de Petróleos Mexicanos (Pemex), la debilidad actual en la perspectiva macroeconómica, la incertidumbre de la política interna, las constantes restricciones fiscales y las amenazas externas de las tensiones comerciales generadas por el archienemigo número uno de México: Donald Trump, quien no deja de sorprendernos con su “Mexicanofobia” como decía mi amigo Fernando Purón.

Como se habrán enterado, estos días salió con la ocurrencia de imponer -a partir de este lunes- un arancel de 5% a las importaciones mexicanas, afortunadamente, su locura no pasó a mayores y la tarde de ayer anunció que detiene indefinidamente la imposición.

Y digo que afortunadamente porque nuestro flamante canciller, Marcelo Ebrard, no tuvo capacidad de fijar postura y concretar avances claros en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio con Norteamérica.

Yo no se sí enojarme, reirme o llorar, pero siento una gran impotencia de ver que Andrés Manuel López Obrador, en vez de liderar una posición firme por México y elaborar una estrategia que le dé rumbo a nuestro país, está convocando a un mítin… ¡un mitín! ¿acaso no sabe que fijar la política exterior de México es una atribución que la constitución le otorga como jefe del Poder Ejecutivo Federal? Esperemos que al igual que Trump, rectifique y no finque la política exterior en un simple mitin.

Ojalá que deje su débil discurso de tener prudencia… ¡no señor! no actúe con prudencia, actúe con inteligencia, si no lo hace así, este país se irá de picada mientras usted manifiesta su deseo de amistad. ¡El tiempo se agota, y ya es momento de que asuma su responsabilidad de Jefe de Estado… y tú ¿qué opinas?
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65