0 1 2 3
×
4
Javier Solórzano
Javier Solórzano
ver +
Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México y de la Universidad Iberoamericana en Ciencias de la Comunicación. Profesor fundador de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco. Ex conductor y coordinador de contenidos en programas informativos del canal 13 y 7. Fue subdirector general de Comunicación Internacional de la Secretaría de Relaciones Exteriores y jefe del Departamento de Análisis de Medios en la Presidencia de la República y de la Secretaría de Gobernación. También fue conductor de los noticiarios radiofónicos “Así las Cosas” y de la Tercera Emisión de “Para Empezar”. Así como director y conductor del programa televisivo “En Blanco y Negro”. Condujo la Tercera Emisión del Noticiario “Imagen Informativa”, además de “Circulo Rojo” en Televisa. Fue director del programa “Noticias 52MX” en MVS, así como conductor de la emisión vespertina de “W Radio”. Ha sido columnista y colaborador de diferentes diarios reconocidos del país y director general del diario “El Independiente”. Actualmente escribe en el periódico “Récord” y es conductor del programa “Noticias Javier Solórzano” en Radio Trece. También conduce el programa “Solórzano en la red”, transmitido por la Red de Radiodifusoras Educativas y Culturales de México.

" Comentar Imprimir
18 Septiembre 2009 04:01:33
¿De quién es la ficción?
Escuchar Nota
Cuando la economía se mueve en estos terrenos es un engaño

Si no se puede seguir viviendo bajo la economía ficción, suponemos que se debe a que la ficción ya dio de sí. Cuando la economía se mueve en estos terrenos es un engaño. Así hemos vivido desde hace mucho. Hace poco recordábamos una conversación con el actual presidente de Brasil sobre Carlos Salinas y Fernando Collor de Mello. Su respuesta fue contundente: “Son vendedores de ilusiones”. La diferencia al paso del tiempo entre Brasil y México es que Lula se arriesgó y aprendió y aquí seguimos como párvulos.

Entre el mundo de los Salinas, los Zedillos, los Fox y los Calderón, para hablar de lo relativamente reciente, algo está claro: hemos estado entre ilusiones, fantasías, y por lo que nos dijo el beisbolero secretario, la ficción. El desarrollo económico se petrolizó y ninguno de estos personajes pensó más allá de lo que inevitablemente vendría. El petróleo se iba a acabar ya fuera por el consumo interno, por la exportación, por malbaratarlo, o por la corrupción y componendas ante las cuales ninguno de los anteriores y actuales secretarios de hacienda, directores de Pemex y por supuesto presidentes, es ajeno. Se hizo y se ha hecho de Pemex una forma de desarrollo económico y hasta una forma de gobierno.

La ficción se ha venido heredando y nadie corrió el más mínimo riesgo para cambiar o intuir el futuro. Después de 3 años de gobierno nos hemos dado cuenta de dos cosas. La primera es que Felipe Calderón lanzó un plan de 10 puntos para hacernos ver que lo que se había hecho, por decirlo de alguna manera, era pasado y que supuestamente había que cambiar el rumbo, el presupuesto ya nos mostró que no parece vaya por ahí. Los interesantes 10 puntos son una especie de programa de gobierno, la cuestión es que sólo le quedan 3 años.

De lo otro que nos hemos dado cuenta es que vivimos en la ficción, porque si se están tomando estas medidas vía el proyecto del presupuesto, es porque lo mucho de lo que se ha hecho hasta ahora tiene que entre recomponerse y en más de algún caso dejarlo en el archivo del olvido. En nuestro país los pobres son cada vez más pobres y más, y los ricos son cada vez más ricos y menos. Mientras el Gobierno quiera seguir resolviendo centralmente su problema de caja y no el de todos seguiremos en el laberinto. La crisis no ha terminado y si alguien está en la ficción es el propio Gobierno.

Los legisladores nos mostraron la otra cara de la ficción. Llenaron de adjetivos al beisbolero secretario y muy pocos, por no decir ninguno o ninguna, ofreció opciones reales y prácticas. Más bien “aprovecharon” el momento para despotricar. Unos y otros están en la ficción, los que no andan en ella son al menos 50 millones de mexicanas y mexicanos, como se estila decir hoy en día para ser políticamente correcto.

¡Ouuuchchch! A un año todo está igual. Tres detenidos que según testimonios directos no estaban en Morelia, particularmente nos ofrecieron pruebas de ello; 8 muertos; un michoacanazo; detenidos por doquier, en algunos casos sólo porque alguien dijo que dijo; un diputado electo que anda brincando; una relación política deteriorada; y una opinión pública que quiere quitarle el acta de nacimiento al Presidente como michoacano
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22