×
Eduardo Brizio
Eduardo Brizio
ver +
El ex árbitro profesional conoce el comportamiento del futbolista dentro y fuera del campo de juego. Gusta de escribir de forma amena las innumerables anécdotas que su paso por el futbol profesional le ha dejado, claro, sin dejar a un lado la crítica y el comentario puntual cuando un tema polémico está en el aire. Siempre va en favor de la libertad de palabra y acción. Correo Electrónico: [email protected]

" Comentar Imprimir
20 Mayo 2010 03:40:59
De todo corazón
Entre lo malo que ocurre en Tigres, Jaguares y las arteras entradas de Iturra y Boateng, hay una luz de esperanza con el pase de Chivas

Ya se está volviendo una costumbre el tener muchos temas que comentar para ustedes, estimados lectores, y no saber por cuál empezar o a qué dedicarle más espacio.

¿Qué les pareció la “tigriña”?, sí, esa incomprensible jugada de primeramente despedir a media temporada al Travieso Guzmán, para unas horas después dar marcha atrás y recontratarlo en un proyecto a “largo plazo”, y unas semanas después salir con que dice mi mamá que siempre no.

Y luego, bajo la batuta de un flamante presidente, Alejandro Rodríguez, anunciaron apenas el lunes que querían los servicios del Jefe, pero no de Diego Fernández de Cevallos —quien se encuentra desaparecido y quiera Dios que sea encontrado con bien—, sino de Tomás Boy, o en su defecto Ricardo Tuca Ferreti o El Chelís José Luis Sánchez Solá. ¿Acaso no sabe que es poco ético entablar pláticas con estrategas que tienen contrato con otra escuadra? Pues nada importó, se llevan al Tuca.

Que TV Azteca haya adquirido otro equipo de Primera División (Jaguares), me parece un paso para atrás. No me parece sano. Aunque yo trabaje en Televisa, estoy en contra de la multipropiedad en nuestro querido balompié. Me parecería mejor que cada empresa contara únicamente con un conjunto.

Hace unos días calificábamos la entrada que el chileno Manuel Iturra le hizo a Andrés Guardado como “puerca, atascada, sucia”, cuando tuvimos la pena de enterarnos que otro “orate”, el ghanés Kevin-Prince Boateng, le había tronado el tobillo a Michael Ballack, para dejarlo fuera de la Copa del Mundo. Esto toma matices dramáticos, cuando recordamos que Alemania y Ghana están en el mismo grupo mundialista (el D). ¿No les parece muy sospechoso que el ghanés haya lesionado al capitán y bujía del equipo teutón? La FIFA debería tomar cartas en el asunto o reglamentar situaciones tan suspicaces.

Y bueno, la gran final del balompié nacional merece una mención. Ya hemos criticado hasta el cansancio que se hayan llevado a los jugadores estelares a la Selección; sin embargo, Santos y Toluca no tienen la culpa, hicieron la tarea y están ahí con todos los merecimientos y prerrogativas que les da el reglamento.

Además, me da mucho gusto que el Rebaño Sagrado siga en su aventura libertadora, ahora ya instalado en la ronda de semifinales y con las ilusiones fortalecidas para ir por el título de este torneo, pues los apoyo... de todo corazón.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5