×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
27 Noviembre 2020 04:00:00
Decisiones difíciles,  pero acertadas a la mitad del camino
Escuchar Nota
A la mitad del camino de su mandato como Gobernador, Miguel Ángel Riquelme, llega enfrentando un reto que nadie iba a imaginar que fuera a pasar, la pandemia del Covid-19, un virus esencialmente radicado en China, allá lejos, en una ciudad desconocida para casi la totalidad de Occidente.

Parecía tan lejano, o tal vez eran muy pocos los que venían anunciando que una posible pandemia se avecinaba en el horizonte. Las cosas se fueron poniendo serias cuando la propagación dio cuenta de que el planeta estaba en manos del coronavirus. Y así, llegó a nuestro estado el Covid 19, el 29 de febrero del 2020, escogió para hacerse presente.

Los meses siguientes fueron cambiando y se tuvieron que empezar a tomar decisiones difíciles. Se cerraron las escuelas, se reduce el aforo en restaurantes, supermercados, se suspenden los trabajos no esenciales en esos meses, entre otras acciones por cuidar la salud de las personas, de los coahuilenses.

El gobernador Riquelme y su equipo de salud, han hecho el mayor de los esfuerzos, sin duda. Se reconvirtieron los diversos hospitales, para contar con camas, ventiladores y el equipo necesario para una atención oportuna a los pacientes Covid-19.

Ante el virus, nadie, nadie, tenía experiencia alguna. Sobre la marcha, el mundo entero, especialistas, médicos y personal de salud, trabajan en la prevención y en la atención, en espera de la vacuna que sea la indicada para volver a la antigua/nueva realidad.

El Gobernador creó los Subcomités Técnicos Regionales, que son los que acuerdan y toman medidas dependiendo de la situación de cada una de sus regiones, por lo que no se puede implementar acciones generales para toda la entidad, dada la extensión y distinta problemática de cada región.

En diversas ocasiones, el Mandatario coahuilense ha destacado la fortaleza y el orgullo que han sido para todo el estado de Coahuila los médicos, enfermeras, enfermeros, químicos y diverso personal que trabaja incansablemente en las clínicas y hospitales, haciendo frente día a día a la crisis sanitaria vivida por la pandemia de Covid-19 en la entidad.

El personal de salud continúa trabajando de manera valiente y sin descanso, para que los coahuilenses puedan contar con la atención médica humana y de alta calidad que se requiere durante la presente pandemia, a pesar del cansancio y las repercusiones por contagios por la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2.

Así de los infortunios de vidas, salud y consecuencias económicas, el virus produjo una aceleración inesperada en cambios que estaban anunciados para el futuro próximo y algunas otras costumbres sociales que modificarán la conducta de los sujetos en el futuro, al menos, mediato.

La telemedicina, el trabajo remoto, el distanciamiento social, la carencia de contacto físico, las compras en línea, la bancarización digital son apenas algunos de los ítems que han cambiado el estilo de vida. Tal vez no todos continúen en el mismo formato post pandemia, pero seguramente ya no habrá vuelta atrás en muchos otros.

A nosotros como sociedad nos queda seguir las indicaciones y más en estas fechas decembrinas, si salimos de casa, hagámoslo con responsabilidad y con las medidas sanitarias correspondientes. A la mitad del camino se han tomado distintas decisiones, algunas difíciles, pero acertadas, que han ayudado a evitar un mayor número de contagios. Sin duda bien por el Gober.



Punto y aparte.

Maradona fue un gran futbolista, fue capaz de cometer –en menos de 5 minutos– los dos goles más contradictorios de toda la historia del fútbol.

Como dicen sus devotos, lo veneraban por esos goles: no solo era digno de admiración el gol del artista, bordado por las diabluras de sus piernas, sino también, y quizá más, el gol del ladrón, que su mano robó. Descanse en paz Diego Armando Maradona Franco.


La frase: “Cuando uno sabe esperar, aprende a recibir”.

Buen fin de semana.

¡Ánimo!
Imprimir
COMENTARIOS