×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
06 Octubre 2018 04:00:00
Del dicho al hecho
No hay duda de que los refranes populares tienen mucho de verdad. Nacen del sentimiento del pueblo y en un momento oportuno o significativo.

Tampoco queda duda que una cosa es el discurso oficial y otra la realidad. Que no debería ser así porque la persona es la misma, por lo tanto, debería mantener una misma posición, es decir, ser congruente con lo que expresa y con lo que realiza.

Aún no inicia el nuevo gobierno y ya nos están mostrando de qué están hechos realmente. De crítica a lo que pertenece al pasado y de justificaciones a lo que hacen los que llegan.

O sea que “del dicho al hecho….hay mucho trecho”. Claro que si lo completamos podríamos decir que hay mentira, hay engaño y hasta podría decirse que hay una buena dosis de hipocresía.

Recordemos la boda suntuosa de Enrique Peña Nieto con la actriz Angélica Rivera; a no pocos nos pareció que era una especie de contrato que nos costaría, obviamente, a los mexicanos. En principio, los protagonistas derrochaban miel y tiempo después fueron saliendo las irregularidades, el dispendio, los desaires provenientes de una parte y los desplantes de la otra, mismos que dieron la vuelta al mundo. Los medios informaron oportunamente con gráficas por si había alguna duda.

La telenovela que pretendían ofrecer al pueblo no tuvo el éxito deseado.

El casarse con “estrellitas” pareció contagiar a políticos. Como si fuera una moda impuesta más que una línea a seguir, fueron desfilando hacia el altar algunos de ellos.

Obviamente las revistas, donde aparece la gente considerada VIP o muy importante publicaban fotos de los diferentes eventos.

Algo muy importante que han olvidado los políticos, el respeto que el pueblo merece. No basta el discurso donde la palabra austeridad se enfatiza. No basta señalar los errores de los demás cuando no se es capaz de ver y aceptar los propios.

De sobra sabemos que las promesas de campaña no se convierten en realidad la mayoría de las ocasiones.

También estamos conscientes que una persona, quien sea, no va a cambiar de la noche a la mañana, tiene que haber muy buena intención, mucha voluntad y una gran dosis de inteligencia para hacer frente a situaciones difíciles.

Austeridad, salarios recortados, bonos eliminados, programas sociales para personas que lo requieran.

La boda de César YÁñez, una persona muy cercana al presidente electo y futuro coordinador general de Política y Gobierno, ha tenido una amplia cobertura en los medios por una razón: careció de la austeridad que tanto se pregona. Más de diez millones de pesos se dice costó el evento.

“No hay ninguna incongruencia”, ha dicho AMLO, porque fue un evento privado no de gobierno. En parte tiene razón, si se toma en consideración que cada quien es libre de gastar su dinero como mejor le plazca…. Si realmente lo tiene.

Aquí lo que se cuestiona, es todo lo que significó la realización de la boda de un funcionario dentro de un gobierno que tanto pregona la austeridad.

Austeridad disfrazada en los Congresos donde se ha visto a los legisladores sacar su Tupper con su lonche para” no gastar en un restaurante”.

Ridículos porque con lo que se les paga, aún con la disminución de la dieta, reciben mucho más de lo que gana un profesionista que sí fue a la universidad y presta sus servicios en una institución de gobierno. Deberíamos pagarles menos por su escaso desempeño.

Comer en pleno recinto oficial, no significa dar muestras de austeridad sino de malos modales y desconocimiento de urbanidad cuando se dispone de un comedor para tomar los sagrados alimentos.

Llevar su lonche al trabajo no significa estar en austeridad. Son diversas las razones. Como tampoco andar en un auto pequeño significa ser persona sencilla cuando los hijos andan en un carro deportivo. ¿Con qué recursos se compró? ¿Con los del junior o los de papi?

No nos engañemos con tanta verborrea. La boda del funcionario costó millones de pesos, habría que ver de qué bolsillo o cuenta salieron. Hoy en día, nadie gasta a manos llenas en la realización de un evento para “tronarse” los dedos después, a menos que tenga muy buena reserva o esté pensando en recuperarlos con negocios.

¿Cuántos festejos millonarios “privados” nos faltan por conocer? ¿Qué nos depara el futuro? Y eso que apenas empezamos.
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: include(/storage/av03882/www/public_html/_cron/data-accordion-new.php): failed to open stream: No such file or directory

Filename: libraries/Functions.php(688) : eval()'d code

Line Number: 250

A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: include(): Failed opening '/storage/av03882/www/public_html/_cron/data-accordion-new.php' for inclusion (include_path='.:/usr/share/php')

Filename: libraries/Functions.php(688) : eval()'d code

Line Number: 250

0 0 1 2 3 4 5