×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
07 Febrero 2020 04:00:00
Democracia en riesgo
Escuchar Nota
Por desgracia seremos solo dos los estados de la República que celebraremos elecciones en este año 2020. En estas votaciones se elegirán diputaciones del Congreso local de Coahuila y Ayuntamientos de Hidalgo el próximo 7 de junio.

Y digo que por desgracia, dado que a la par de que se desarrolle nuestro proceso electoral local, el Instituto Nacional Electoral (INE), estará enfrentando una de sus más importantes transformaciones, y creo la más delicada, por la cuestión de darse en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Y es que en abril próximo, cuatro de sus 11 consejeros electorales serán relevados y la Cámara de Diputados será la encargada de designarlos.

Y es que, para nadie es oculto, que ahora mismo el INE enfrenta un ambiente incierto por los recortes presupuestales y los constantes embates del Presidente, los cuales seguramente tienen como único propósito el de someter la voluntad de sus integrantes, y como no, si serán estos nuevos consejeros los que tendrán que organizar las elecciones intermedias para 2021, es decir las elecciones más importantes para el Presidente, dado que el resultado de las mismas traerá a un Poder Legislativo que pudiera significar o no el único contrapeso en su Gobierno.

Así pues, en este mes de febrero el proceso de elección de los cuatro consejeros empieza con la emisión de la respectiva convocatoria para que los aspirantes al puesto registren su solicitud. Entonces será en esta etapa cuando Morena y el Presidente promuevan a los personajes que consideran idóneos –los cuales sin problema llegarán dada la mayoría que tienen en el Congreso–. Una vez realizado lo anterior, estos nuevos consejeros se dedicarán a acomodar los procesos electorales venideros.

Por si lo anterior fuera poca mala noticia, debo mencionar que en 2023 habrá otro proceso de renovación de otras cuatro posiciones en el Consejo General, solo que ahora se trata del mismísimo consejero presidente actual, el doctor Lorenzo Córdova y de otros tres consejeros, que se distinguen por ser poco coincidentes con AMLO. Es decir, que de darse el supuesto de la imposición de los primeros cuatro consejeros, lo demás será un mero trámite para nuestro Presidente y el partido gobernante.

No quiero ser ave de mal agüero, pero por alguna extraña causa, esta elección de nuevos consejeros del INE, me trae a la mente lo sucedido en el Senado con el nombramiento de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación: Yasmín Esquivel, Juan Luis González Alcántara Carrancá y Margarita Ríos Farjat, cuestionados por su cercanía con el Presidente; pero también me recuerda a la manera en que fue nombrada Rosario Piedra Ibarra como titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH); incluso me recuerda al método utilizado para seleccionar a los miembros de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) todo esto, en el pequeño tiempo que tiene gobernando la llamada 4T.

Entonces con lo anterior, a los coahuilenses no nos resta más que estar bastante pendientes del desarrollo de todas estas elecciones, dado que del resultado de las mismas dependerá la supervivencia de la democracia, que ahora más que nunca depende de nuestra participación, esto ante la evidente desaparición de verdaderos equilibrios en el ejercicio del Gobierno, y lo digo porque la posibilidad de aniquilarla amenaza en todos lados.

Imprimir
COMENTARIOS