×
Marcelo Torres Cofiño
Marcelo Torres Cofiño
ver +
Marcelo Torres Cofiño es miembro del Partido Acción Nacional desde 2006, fue Diputado Federal del Estado de Coahuila en la LXII Legislatura. Fue Presidente del Partido Acción Nacional y actualmente es Diputado Local, coordinador del grupo parlamentario del PAN y Presidente de la Junta de Gobierno en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
23 Diciembre 2018 04:04:00
Deseo navideño
Las fiestas decembrinas son propicias para la reflexión sobre lo vivido en el año. Para quienes profesamos la fe cristiana, el acontecimiento más relevante es la reunión familiar de la Noche Buena, para conmemorar el nacimiento de nuestro señor Jesucristo. Por tal motivo, quisiera entonar mi análisis sobre la situación que vive Coahuila a partir de la mayor enseñanza que dejó Jesús en vida que es el amor al prójimo como eje de todas nuestras decisiones y acciones.

Pareciera obvio que quienes endeudaron de manera criminal a nuestro estado para enriquecerse de manera inaudita y totalmente inmoral, no consideraron en ningún momento a sus prójimos, los coahuilenses, quienes tendremos que pagar por décadas las consecuencias de la ambición egoísta y enferma de aquellos que nos mal gobernaron.

No es que la deuda por sí mismo sea mala. Imaginemos por un momento que los más de 33 mil millones de pesos de la deuda heredada por Humberto Moreira hubieran sido aplicados en mejoras que realmente beneficiaran, a largo plazo, a todos los habitantes de nuestra entidad. ¿Habría motivo para quejarnos? Durante todo el sexenio de Peña la secretaría de Comunicaciones y Transportes reportó una inversión en la entidad por 7 mil millones de pesos, menos de la cuarta parte del monto original de la deuda.

Al recorrer las carreteras de la entidad es relativamente fácil notar en dónde fueron aplicados esos recursos; por ejemplo, en la culminación de la carretera San Pedro-Cuatro Ciénegas o en el Libramiento Norte de la Laguna. ¿Verdad que se notaría el destino de los 18 mil millones de la deuda que no aparecen por ninguna parte?

El desamor por los coahuilenses mostrado por los hermanos Moreira es lo único que aparece como obvio. Lo mismo por la deuda de Humberto que por el encubrimiento de Rubén quien, además, no conforme con el saqueo de su antecesor, robó también de las arcas a través del mecanismo de las empresas fantasma que la Fiscalía Anticorrupción, ocupada por su empleado Jesús Homero Flores, se niega a investigar.

¿Aman a su prójimo quienes desde el Ejecutivo y el Legislativo estatal se han dedicado a proteger a los criminales Moreira? Y qué decir de quienes estando al frente de los órganos constitucionales autónomos como el ICAI no han hecho nada para buscar que se haga justicia.

Sé que una lección fundamental que nos dejó Jesucristo en vida refiere al perdón. Sin embargo, este no puede ser posible si ni siquiera hay un reconocimiento sobre la falta cometida. Han transcurrido más de 7 años de que se dio a conocer el endeudamiento y es fecha que los priistas continúan haciendo mutis sobre el tema y ni siquiera lo hacen cuando se vanaglorian por las renegociaciones. Es lamentable que incluso cuando la eficacia de sus gestiones está siendo afectada por el costo de la deuda, nadie salga por lo menos a declarar que fue un error haber empeñado el futuro de la entidad.

En tales circunstancias mi deseo navideño va a sonar como carta al Niño Dios: ojalá y veamos un Coahuila justo, en el que los criminales que gobernaron sean castigados y los coahuilenses, todos, tengan la posibilidad de acceder a una vida más próspera y productiva.


Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5