×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
25 Junio 2020 04:09:00
Desprecio por los héroes
Escuchar Nota
De todas las omisiones e indolencias en que el Gobierno federal ha incurrido respecto a la pandemia, tal vez una de las más dolorosas fue el desprecio por aquellos que después llamaron héroes: el personal médico que se juega la vida todos los días en las clínicas y hospitales del sector salud.

Desde la primera quincena de enero se sabía que el Covid-19 llegaría a México, y con total certeza, ya que ante lo que sucedía en Europa, el Presidente decidió que ningún viajero sería molestado, aun cuando llegaran de Italia y España, países que ya mostraban los devastadores efectos de este nuevo virus.

Bueno, pues hasta finales de febrero, cuando se registró el primer caso confirmado en México, ninguna autoridad se preocupó por adecuar la infraestructura hospitalaria para hacer frente a la pandemia, y mucho menos en capacitar y dotar del equipo de protección básico a médicos y enfermeras para que lucharan desde la trinchera con un mínimo de garantías de que su propia seguridad y salud no se verían comprometidas.

Bueno, según Mexicanos Contra la Corrupción –esta asociación civil tan aplaudida cuando señalaba y denunciaba yerros, omisiones y corruptelas de los gobiernos panistas y priistas, pero ahora tan denostada cuando hace exactamente lo mismo con la 4T– en México la tasa de contagios por este virus entre el personal de salud es seis veces mayor que en China y el doble que en Italia; y nuestro personal de salud se muere cinco veces más que en Estados Unidos.

¿Pero cómo explicar este fenómeno? Pues, entre otras cosas, por que nadie se preocupó por capacitar al personal y mucho menos en dotarlo del equipo necesario, tal y como lo han denunciado los propios médicos y enfermeras medio centenar de veces.

Sí, el personal médico son héroes. Qué lástima que las autoridades se quedaron en la retórica a la hora de apoyarlos.

¿Y por qué es tan dolorosa esta omisión? Pues porque hoy cuando un paciente grave de Covid ingresa a una instalación del sector salud debería significar una esperanza de vida y no una alta posibilidad de muerte. Por eso.



Imprimir
COMENTARIOS