×
Eduardo Castañeda Sarabia
Eduardo Castañeda Sarabia
ver +
Eduardo Castañeda Sarabia es originario de la Ciudad de México(1976) Periodista, devenido maestro, columnista, arreglista y compositor, empresario restaurantero y crítico cinematográfico-musical. Mitad capitalino, mitad regiomontano, escribió seis años para el diario Reforma, ofreció cátedra durante un año, y llenó estómagos por el resto de sus días en El Hijo de la Tostada, el restorán de su propiedad".

" Comentar Imprimir
12 Agosto 2008 04:00:00
Difícil de creer…
Este fin se estrenó en Saltillo 'Los Expedientes Secretos X: Quiero Creer'
A "Los Expedientes Secretos X" siempre les di un aura de misticismo, de radicalismo, de enigma. Como serie noventera, funcionó de maravilla. Pero sus translaciones al cine, bueno…

Diez años pasaron ya desde la cinta anterior. Aparte de las arrugas en los rostros de los protagonistas, también se siente viejo el concepto, y a Chris Carter, su creador, también se le entumeció el criterio y la creatividad.

Ahora retirado, Fox Mulder (Duchovny) se dedica a recortar periódicos. Su contraparte, una avejentada Scully (Anderson) trabaja como doctora en un hospital de segunda. Se suscita un caso en que los mandan llamar, y como el tedio y fastidio es grande, pues entran al rescate.

Creo, y sólo creo, que los fans, o los cinéfilos en general, merecen algo de respeto. Recurrir a fórmulas gastadas, o a productos exitosos de antaño, debería ser considerado un crimen del mundo del espectáculo: si ya te dio dinero y fama, perfecto, duerme tranquilo por una década, y a otra cosa mariposa.

El filme traiciona los principios de la serie, incluso de su película predecesora. Para mí, era un deleite saber que el romance entre ambos agentes, una atea y el otro un profundo creyente, nunca rendía frutos, era un amor platónico total. Ahora resulta que ambos son tortolitos, y se quieren y no son novios.

Lejos quedaron los extraterrestres, mutantes y entes malévolos. Ahora, curas pederastas y científicos locos son los rivales a vencer.

La cinta aletarga, no convence, deprime, cierra de manera arbitraria. Clausura cualquier posibilidad de alguna continuación, lo cual no es necesariamente malo.

A ese ritmo, en otros 10 años, Mulder tendría que viajar a México para explicar si el Chupacabras es realidad o no.

Es temprano en el año, y hacer pronósticos de las mejores cintas es aún arriesgado, pero ya tengo un firme contendiente al peor filme del año, y es “Los Expedientes Secretos X: Quiero Creer”. Le sugiero lea un libro, o bien, vaya a ver “Noches Púrpuras”, una joyita escondida en Cinemark, la cual no se debe de perder.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5