0 1 2 3
×
4
Mónica Ceballos
Mónica Ceballos
ver +
Mónica Ceballos Angulo (6 de marzo de 1973, Guamúchil, Sinaloa) Licenciada en Ciencias de la Comunicación, con Maestría en Administración y diplomada en Periodismo por el ITESM Campus Monterrey. Se ha desempeñado en las áreas de Relaciones Públicas, Comunicación Organizacional y Periodismo especializado. Su mayor pasión es la defensa y difusión de los valores familiares y femeninos en aras de lograr que cada miembro en la sociedad sea reconocido por su esfuerzo y dedicación.

" Comentar Imprimir
11 Julio 2011 03:00:57
Dinero ‘rosa’
Escuchar Nota
Lindo título ¿verdad? ¿Cuántas mujeres conoce que sean el sostén de su familia y no se les reconoce como tal? Seguramente no se ha fijado bien, pero lo cierto es que el número de féminas en estas condiciones es francamente alto.

Según estadísticas del Instituto Nacional de Madres Profesionistas 37% del ingreso del país es generado por mujeres, de las cuales 67% es madre y 30% es el sostén de su hogar.

Para las mujeres de las nuevas generaciones, y creo también que para las de las otras, se trata de números importantes, no porque sean nuevos, para mi gusto.

A lo largo de la historia las mujeres siempre han aportado su capital de trabajo para que la sociedad funcione, pero sin recibir remuneración alguna, el hecho de que ahora pueda salir de casa y recibir un sueldo que cubra sus necesidades y, en ciertos casos, las de sus hijos y su casa, representa un triunfo.

Lastimosamente, además de que no se reconoce el doble –o triple– trabajo que hacen las mujeres que también laboran fuera de casa, el hecho de obtener un sueldo superior al de sus maridos representa un tabú social del cual no debe hablarse, mucho menos presumirse.

Es decir, ellas pueden ganar más –de hecho lo hacen– pero no es deseable que se hable sobre esto abiertamente, ni siquiera con los grupos de amigos, porque se estaría “entregando” de alguna manera el poder que tradicionalmente debe depositarse en los hombres.

Cuando existen dos sueldos en casa, los especialistas coinciden en que las aportaciones deberían ser de 50% de los gastos por cada persona, sin embargo, pocas veces sucede así. Una encuesta reciente del portal Trabajando.com señala que 6 de cada 10 mujeres cubren la mayor parte de los gastos en casa, y lo malo no es esto, sino que, por seguir “conservando el poder” que se supone el hombre de la casa debe tener, se minimiza su desempeño y su aportación.

En México, y no se diga en Saltillo, la sociedad sigue siendo tan conservadora, que no se permite difundir el hecho de que la mujer sea quien lleva las riendas, ya no digamos de la familia y su desarrollo, sino de los gastos de la misma.

Esta peculiar situación puede mermar la autoestima de la mujer, quien seguirá sintiéndose un objeto, pero más explotado que si se quedara en casa solamente, en lugar de trazar un plan de crecimiento económico de la familia contando con dos entradas de dinero, lo que amplía las posibilidades de tener una vida mejor,

¡Fíjese bien!

» Las nuevas parejas que optan por vivir juntas deben dejar bien claro cómo se va a manejar la parte de la distribución del dinero. Cuentas claras…

» Las mujeres piensan que los hombres se han ido adaptando poco a poco al crecimiento profesional de la mujer y a la posibilidad de que ella gane más dinero. De hecho, 46% de las encestadas recientemente afirma que nunca ha tenido un problema con su pareja a este respecto.

» A pesar de sus opiniones, las mujeres prefieren tratar estos temas con discreción y disimulo, porque los hombres aún se sienten intimidados, provocando el fin de la relación al no saber cómo manejarla.

» El 31% de las parejas reconoce que este tema nunca se ha hablado en pareja, con las reglas sobre la mesa y abiertamente.

» Los especialistas en economía aseguran que una mujer generalmente tiene más control sobre las finanzas de un hogar de lo imaginado, lo cual va en aumento, aunque esto no significa que su poder económico se reconozca abiertamente.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22