×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
30 Julio 2019 04:05:00
Dinero y traición
Dos maletas con 25 millones de pesos en efectivo aterrizaron el 30 de enero de 2012 por la noche en el aeropuerto de Toluca, en un avión del Gobierno de Veracruz. Según el secretario de Finanzas, Tomás Ruiz, los recursos eran para Industria 3, organizadora del Carnaval, la fiesta de la Candelaria y la Cumbre Tajín. ¿Por qué en efectivo? “Por las prisas”, argumentó. Las maletas con el dinero y Miguel Morales Robles, funcionario del estado, fueron asegurados por la PGR; igual suerte corrió el emisario enviado por el gobernador Javier Duarte para gestionar la liberación de Morales y del dinero.

El caso –revelado por el periódico Reforma– se cerró con un cabeza de turco: Vicente Benítez González perdió su empleo de tesorero. Felipe Calderón recordó el episodio en un mitin del candidato del PAN a la gubernatura, Miguel Ángel Yunes, el 28 de mayo de 2016: “La maquinaria judicial nos impidió seguir adelante y hasta nos obligó a regresar ese dinero con intereses”.

Sin embargo –dijo el expresidente– la PGR prosiguió la investigación y descubrió una cuenta bancaria del Gobierno de Veracruz, de la cual se retiraron 3 mil
400 millones de pesos en el lapso de un año.

La versión más creíble sobre “el extraño caso de los 25 millones de pesos voladores” (así tituló El País la nota, 31.01.12) es que eran para la campaña de Peña Nieto (muchas maletas con efectivo viajaron por el país con el mismo propósito).

Los gobernadores del PRI habrían sufragado, con recursos públicos, una parte de los 4 mil 599 millones de pesos para el pago de representantes de casilla y promotores del voto con tarjetas Monex y Soriana, los cuales no fueron reportados, de acuerdo con un informe de la comisión plural de la Cámara de Diputados creada para el caso (La Jornada, 14.03.14).

Peña pagó a los gobernadores con impunidad, a un alto precio para los estados, cuyo nivel de endeudamiento creció entre 2010 y 2011, el año previo a la elección presidencial, según datos de Hacienda. Uno de los casos más escandalosos fue el de Coahuila donde los pasivos se dispararon a 38 mil millones de pesos. Humberto Moreira, efímero presidente del PRI, ha corrido hasta hoy con mejor suerte que Javier Duarte. Pues mientras Peña rescató al primero de la prisión española de Soto del Real, traicionó al segundo.

Duarte acusa al exsecretario de Gobernación, Miguel Osorio, de violar el pacto para su entrega, y lo responsabiliza de cualquier represalia contra él y su familia.
El coordinador del grupo parlamentario del PRI en el Senado niega las acusaciones. El también exgobernador de Hidalgo está en la picota justo cuando pretende tomar la jefatura del PRI con la fórmula de Alejandro Moreno y Carolina Viggiano. Osorio Chong es uno de los principales responsables de la crisis de inseguridad en el país. Mientras el jefe del sistema carcelario intrigaba para ser candidato presidencial, en julio de 2015 se le fugó Joaquín “El Chapo” Guzmán –condenado a cárcel de por vida en Estados Unidos–.

La sonrisa de Duarte la borró el fracaso del PRI en las presidenciales del año pasado. En el video donde denuncia que su captura fue un montaje organizado
por Osorio y otros colaboradores de Peña, el exgobernador desvela otra parte del plan de sus antiguos aliados: «Desde ahora les digo que, en el caso de que
me obligaran a hacer alguna acusación o declaración en contra de persona alguna, llámese Andrés Manuel López Obrador o cualquier otra persona, es contra mi voluntad y es precisamente por el hecho de estar detenido que lo haré».
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65