×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
10 Julio 2011 04:10:58
Dream team
Por su cercanía con el Gobernador electo y los resultados obtenidos en su trayectoria en el servicio público y la política, los siguientes personajes son aspirantes naturales a formar parte del gabinete estatal que iniciará funciones el 1 de diciembre.

Uno de los principales compromisos que Rubén Moreira hizo en campaña fue garantizar la equidad de género en su gabinete, de tal forma que por lo menos la mitad de los cargos estará ocupado por mujeres.

PRIMERA LLAMADA… PRIMERA… Ante esto, en el abanico de posibilidades destaca el perfil de María Esther Monsiváis Guajardo, quien fue una de las piezas claves en la organización de la campaña electoral que recién terminó.

La ex contralora del Ayuntamiento de Saltillo y secretaria de Desarrollo Social en el inicio de la actual administración estatal, es una de las mujeres más influyentes en el equipo de colaboradores de Moreira Valdez, por lo que resulta prácticamente segura su incursión en la estructura del nuevo gobierno.

El desempeño que Hilda Flores Escalera ha tenido en el servicio público y su cercanía con el próximo gobernador de Coahuila la colocan también en el primer círculo. Diputada local en dos ocasiones, diputada federal, directora del Instituto Estatal del Empleo y secretaria de Turismo en el umbral del actual sexenio, la saltillense mantiene estrecha cercanía con sectores populares de la población y ha demostrado ser una funcionaria eficaz y leal a los principios de su partido.

La profesora Diana Patricia González Soto fue diputada local y actualmente se desempeña como diputada federal, cargo al que llegó como relevo de Rubén Moreira cuando decidió separarse para buscar la candidatura del PRI al gobierno estatal. La monclovense se integraría a la siguiente administración estatal una vez terminado su compromiso como legisladora federal.

Verónica Martínez García es diputada local por Torreón. Su trabajo en colonias y sectores de la población representativos la podrían llevar a las grandes ligas del servicio público estatal como titular de alguna de las secretarías que se establecerán. Caso similar es el de la ex diputada federal Martha Laura Carranza Aguayo.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA… En el género opuesto la lista de aspirantes a una posición de primer nivel en el próximo sexenio también es abultada, y de ella forman parte priístas que debutarán como titulares de secretarías y también servidores públicos cuyo desempeño favorable les garantiza trascender a la actual administración.

Quienes conocen a Rubén Moreira saben que en sus decisiones privilegia la lealtad y los resultados, independientemente de las relaciones afectivas que pudiera tener en torno a sus colaboradores.

Otro aspecto esencial en el siguiente gobierno es el absoluto compromiso de trabajo que deberán tener todos los funcionarios, quienes llegarán al gabinete conscientes de la disciplina, energía y entrega que su jefe acostumbra imprimir a lo que hace.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS… El caso más significativo es el de David Aguillón Rosales, funcionario público que con base en trabajo, capacidad, lealtad y resultados seguirá siendo uno de los hombres fuertes en la administración pública coahuilense.

Inició el actual sexenio como coordinador de Comunicación Social y el éxito que tuvo en ese encargo lo llevó a ocupar la Secretaría de Gobierno, donde podría ser ratificado por el nuevo mandatario.

Noé Garza Flores tiene una experiencia de vida como político. Es diputado federal y se desempeña simultáneamente como delegado en Coahuila del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Por su cercanía con el Gobernador electo hay quienes lo ven como integrante del gabinete e incluso como relevo de José Luis Flores Méndez en la dirigencia estatal del tricolor.

Héctor Franco López tiene experiencia en el servicio público y en las lides de la política. Se desempeñó como coordinador general de la campaña para el Gobierno del Estado y podría ser designado como secretario de Medio Ambiente, cargo que ocupó al inicio de la administración que está por concluir.

Servidor público exitoso por su alto desempeño y la atención oportuna de las necesidades de la población es Miguel Ángel Riquelme Solís, uno de los priístas torreonenses más cercanos a Moreira. El ex diputado federal estaría perfilado a mantenerse como secretario de Desarrollo Regional de La Laguna.

Entre quienes podrían ser ratificados en los cargos que ahora ocupan también están el titular de la Secretaría Técnica, Raúl López Gutiérrez, y el titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Luis Gerardo García Martínez, quien además ha fungido como diputado local y secretario estatal de Obras Públicas.

Por su amplia experiencia en el servicio público y ser un hombre leal formado en la cultura del esfuerzo, Salvador Hernández Vélez formaría parte del círculo cercano al Gobernador que asumirá en el cargo el 1 de diciembre, aunque no se descarta la posibilidad de que el dirigente del PRI en Torreón pueda tomar las riendas estatales del organismo partidista.

José Luis Flores Méndez está próximo a dejar el liderazgo estatal del PRI, por lo que forma parte de los posibles perfiles a ser llamados para ocupar alguna secretaría, al igual que Armando Luna Canales, Ramón Verduzco Argüelles y Rogelio Ramos Oranday, quien podría sustituir a Ismael Ramos Flores en la Secretaría de la Función Pública.

Es el mismo caso de Fernando de las Fuentes Hernández, quien actualmente funge como presidente de la Junta de Gobierno del Congreso estatal, pero a partir del 1 de enero se podría integrar al gabinete.

En la lista de aspirantes también está Fausto Destenave Kuri, quien al inicio de la actual administración fungió como secretario de Seguridad Pública y actualmente se desempeña como director general de la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento.

Mención especial merece el nombre del periodista Juan de León Estrada, quien de la secretaría de Comunicación de la dirigencia estatal del PRI podría pasar a la secretaría particular del próximo gobernador.

Desde el día siguiente de la elección en la que los coahuilenses lo eligieron como gobernador para el periodo 2011-2017, Rubén Moreira Valdez empezó a trabajar en la estructura de su gobierno y en los mecanismos para garantizar el cumplimiento de los compromisos escritos y verbales que hizo con los electores, por lo que el anteproyecto para la integración de su gabinete lo tendrá listo en las siguientes semanas.

SE CIERRA EL TELÓN… En los comicios del domingo el Partido Acción Nacional (PAN) se desfondó en Torreón, donde se encuentra, al menos en teoría, uno de sus principales bastiones electorales en el país.

De acuerdo con los resultados de la elección, el albiazul, en alianza con Unidad Democrática, fue apabullado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en los tres distritos electorales que corresponden a ese municipio. El PAN sumó 89 mil 632 votos y el PRI 133 mil 879.

En el cómputo de los votos en los 16 distritos estatales que se disputaron también se refleja el fracaso panista, pues mientras este partido alcanzó 33.79% de la votación total, con 385 mil 147 sufragios, su principal adversario obtuvo 58.99% con 672 mil 357 papeletas.

Pero no es la primera ocasión en que el PAN pierde una contienda en el municipio donde concentra el mayor número de simpatías y que a la vez es la tierra de origen de quien fue su candidato al gobierno estatal, el senador con licencia José Guillermo Anaya Llamas.

En las elecciones de diputados locales que se desarrollaron en el 2008 el tricolor también se llevó “carro completo” al ganar los cinco distritos que en aquella fecha correspondían a Torreón.

En ese municipio el PAN obtuvo 43 mil 336 votos contra 122 mil 25 del PRI y en la suma de los 20 distritos de la entidad al albiazul le correspondieron 128 mil 317 sufragios (18.35%) contra 415 mil 686 del PRI (59.46%).

De hecho el 2005 ha sido el último año en que el PAN ha obtenido resultados favorables en Torreón, pues ganó cuatro de los cinco distritos con una suma de 109 mil 102 votos, frente a 87 mil 422 del PRI, quien consiguió la victoria en el distrito restante.

Ese mismo año en la contabilización de los votos de los 20 distritos el albiazul aseguró 243 mil 330, es decir 26.60%, y el PRI 431 mil 458 con el 50.71% del total.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5