×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
21 Mayo 2020 04:09:00
Educación Covid
Escuchar Nota
La “nueva normalidad” que impone la pandemia coloca sobre nuestras vidas un escenario inédito, en el que difícilmente podremos encontrar referentes o fórmulas exitosas que sean aplicables, y en materia educativa esto resulta más que evidente.

Algunos estados, como Puebla, decidieron cortar por lo sano y decretar el pase automático de todos los alumnos que cursan el presente ciclo escolar, que dicho sea de paso, y en su esencia, es un ciclo perdido.

Coahuila, en cambio, va por la evaluación de los alumnos, aunque bien a bien aún no definen cómo habrán de presentar los exámenes que acrediten su aprovechamiento.

Cabe anticipar que el proceso será de mero trámite, “para no traicionar el presupuesto asignado”, y es predecible que al final de cuentas todos habrán de pasar, ya que en Coahuila existe desde hace unos años la tradición de que prácticamente nadie reprueba, especialmente en los niveles básicos y medio, y con total independencia al desempeño o nivel de aprendizaje de los alumnos.

El tema de fondo es que las autoridades empiezan a proyectar cómo será el próximo ciclo, bajo el entendido de que las clases presenciales en aulas con 30 o 40 alumnos simplemente no serán posibles.

Exploran, por ejemplo, que grupos reducidos asistan uno o dos días a la semana, fortalecer la educación en línea y otras opciones que finalmente endosarán una parte de la carga educativa a los padres de familia y al propio interés y posibilidades de los alumnos.

Lo cierto es que la educación y las escuelas en la era del Covid no serán ni de lejos lo que eran, lo que genera una gran presión sobre autoridades que deben diseñar a marchas forzadas lo que será la “nueva educación”, la educación condicionada por un virus.


Imprimir
COMENTARIOS