×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
01 Agosto 2019 04:02:00
El 0.1 por ciento
La economía mexicana no cayó en recesión técnica en el primer semestre de 2019 como habían previsto los economistas de algunas instituciones financieras. De cualquier manera, el crecimiento del segundo trimestre fue anémico, apenas 0.1% frente al trimestre inmediato anterior. El crecimiento anual, que compara con el segundo trimestre de 2018, alcanzó 0.4 por ciento. En las circunstancias no es un mal resultado.

El Presidente festejó la equivocación de los especialistas: “Contrario a lo que pronosticaban algunos, de que se iba a caer la economía e íbamos a entrar en recesión, afortunadamente la economía creció”. Varios economistas pronosticaron, en efecto, que en el segundo trimestre se registraría un descenso de 0.1 por ciento en el PIB. El “error”, sin embargo, es de apenas dos décimas de punto porcentual. En cambio el Presidente, quien sigue insistiendo que la economía crecerá 2% este año, parece encaminado a un desvío bastante mayor. “Sabemos que va muy bien la economía”, dijo ayer López Obrador, lo cual es por lo menos una exageración con un crecimiento trimestral de 0.1 por ciento.

La desaceleración no es producto de factores externos. Tanto la industria de exportación como las remesas mantienen buenas tasas de expansión. La economía de Estados Unidos, el socio comercial que absorbe dos terceras partes de nuestras exportaciones, está creciendo a una tasa de 2.1% anual.

Los problemas se están registrando en el mercado interno. La reducción del gasto neto total de 4.5% en los seis primeros meses de 2019 ha sido uno de los factores en la desaceleración (aunque el Presidente dice que él tiene “otra información”, distinta a la de su propia Secretaría de Hacienda). El consumo interno se muestra débil, particularmente el que registran las empresas de comercio al mayoreo. Si bien las cifras de desocupación abierta están estables, la subocupación ha aumentado de forma importante.

¿Qué puede venir ahora? El Gobierno ha anunciado nuevas inversiones y también ha obtenido compromisos de inversión de las empresas privadas representadas en el Consejo Coordinador Empresarial. Estas nuevas inversiones podrían generar una reactivación de la economía.

Es importante que las nuevas inversiones públicas sean realmente rentables. El Gobierno ha cancelado proyectos importantes, como el del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, que no solo estaban generando una fuerte actividad económica, sino que serían rentables en el futuro. Los proyectos del nuevo Gobierno, como el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas, van a perder dinero por lo que en vez de crear valor lo van a destruir.

Todo inicio de sexenio en México viene acompañado de una desaceleración o una recesión. Esto es consecuencia del peso que tiene el Gobierno en la economía de nuestro país. En otras naciones, como Estados Unidos, no se generan afectaciones económicas visibles por el cambio de Gobierno. Nuestra dependencia es malsana.

El estancamiento económico del primer semestre de 2019 no debe preocupar demasiado de momento a la luz de la experiencia histórica. Habrá que estar atentos a partir de ahora a la inversión privada. Si los empresarios sienten que México sigue ofreciendo oportunidades de inversión, la economía podrá recuperar su crecimiento. Las inversiones públicas, sin embargo, no serán de mucha ayuda, porque tienen propósitos políticos y no realmente económicos.



En los estados

Quizá el país no está en recesión técnica, pero 13 de las 32 entidades del país registraron contracciones económicas en el primer trimestre de 2019 según el Inegi. Aguascalientes tuvo el peor desempeño con una caída de 3.9 por ciento. Sinaloa tuvo el mayor crecimiento con un avance de 2.4 por ciento.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65