0 1 2 3
×
4
Enrique Alvarez del Castillo
Enrique Alvarez del Castillo
ver +

" Comentar Imprimir
01 Octubre 2014 03:00:37
El A, B y C del terror
Escuchar Nota
Un par de semanas antes de octubre empiezan a salir a la luz los trailers de muchas cintas del género de terror que llegarán a los cines por motivo de la temporada en donde se celebra la Noche de Brujas y el Día de Muertos.

Por lo pronto son “Deliver Us From Evil” de Scott Derrickon, “The Remaining” de Casey La Scala y “As Above, So Below” de John Erick Dowdle, las primeras propuestas de las casas productoras para intentar poner la piel de gallina a los espectadores.

Aunque las tres películas son catalogadas dentro del mismo género, bien podrían encajar cada una en otra categoría. Ésto principalmente se debe a las diferencias entre presupuestos invertidos para la realización de cada una, por supuesto los actores que participan en cada cinta y finalmente la historia que se narra en ellas.

Se pueden clasificar en clase A, B y C respectivamente, siendo “Deliver Us From Evil” la película A, cinta de buena manufactura, en donde aparece Eric Bana interpretando a un policía que se enfrenta a un malandro un poco más malvado a los que estaba acostumbrado, tanto que un religioso es quien le entra a las patadas contra el chamuco. Ésta resulta una buena película palomera que entretiene, en ocasiones sorprende y entra en las opciones para ir al cine el fin de semana.

Como clase B quedaría “The Remaining”, en donde participan actores que van de “casi desconocidos” a los “completamente desconocidos”, pero que libran decorosamente la chamba para mostrar una historia hipotética sobre lo que sucedería cuando llegue el fin del mundo en una versión religiosa con sonidos de trompetas celestiales, plagas bíblicas y todo el demás kit apocalíptico, dando como resultado una película que no se pierde nada si alguien deja de ir al cine a verla.

Finalmente en la decorosa categoría C se encuentra “As Above, So Below”, cinta en la que aparece un reparto que seguramente ni en su propia colonia serían
conocidos.

En esta producción se retoma la ya tan gastada, y mal aplicada en muchas ocasiones, fórmula de hacer cine en primera persona, siendo los mismos actores quienes son responsables de las cámaras, según esto para dar un toque más realista y lograr meter al espectador a la acción, cuando en la mayoría de los casos estas películas más que causar miedo, provocan náuseas por tanto brinco y desenfoque durante casi dos horas que dura la función.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22