×
Rafael Puente
Rafael Puente
ver +
Ex guardameta de Atlante y América en la década de los 70. Luego de retirarse del balompié activo, Rafael Puente se convirtió en entrenador de varios equipos en la primera división mexicana, compartiendo incluso en una temporada el banquillo con Ricardo La Volpe y después inició una exitosa carrera como analista. Ha participado en las Copas del Mundo México 1986, Italia 1990, USA 1994, Francia 1998, Corea – Japón 2002 y Alemania 2006 y Juegos Olímpicos Atenas 2004.

" Comentar Imprimir
18 Noviembre 2008 04:38:00
El ambiente no juega
Si la Selección muestra el nivel que le conocemos, tiene de sobra para ganar.

El ambiente es lo que está generando, aparentemente, un partido complicadísimo para México en San Pedro Sula.

La desconfianza y el temor por toda la gente ligada al futbol, en especial directivos y jugadores, hacen ver un entorno de partido que sí tiene las complicaciones de un juego de eliminatoria que se va a efectuar en Centroamérica.

El nivel de los hondureños ha venido creciendo, pero sigue estando un poco rezagado del mexicano. La interrogante es cuál será la postura que adopte la Selección Nacional.

Si México no corrige en determinación, actitud, postura desde el inicio del encuentro, de acuerdo a sus dos anteriores presentaciones en la eliminatoria, no va a representar su adiós, porque se tienen que combinar resultados que se antojan un tanto ilógicos para el tipo de futbol que se practica ahora, pero se debe conseguir el espacio en el Hexagonal con una victoria, que es lo que corresponde al nivel del futbol mexicano.

De ninguna manera podemos menospreciar a algún rival, pero si la Selección juega en el nivel que le conocemos, sin ir más allá o pensar que tendrá una súper actuación, pero sí con personalidad, sin dejarle la iniciativa a los hondureños y tratando de imponer condiciones desde el arranque del partido, tiene de sobra para ganar por una diferencia de dos goles como mínimo.

El ambiente va a ser difícil, pero la cancha está en buenas condiciones. La adversidad no tiene nada que ver, eso se genera en las tribunas y dentro del campo es otra cosa; ahí, lo único que no se puede tener es una postura temerosa como sucedió en los partidos frente a Jamaica y Canadá, en los que México nunca asumió el compromiso de ser el mandón del partido.

Si esta situación la maneja de la misma forma que en los dos encuentros anteriores, sí va a ser una noche penosa para nuestro futbol, pero México puede mejorar hasta un 50% de lo que ofreció en Jamaica y Canadá, porque el equipo tiene capacidad y calidad de sobra para no ofrecer una actuación tan gris.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5