×
Marcelo Torres Cofiño
Marcelo Torres Cofiño
ver +
Marcelo Torres Cofiño es miembro del Partido Acción Nacional desde 2006, fue Diputado Federal del Estado de Coahuila en la LXII Legislatura. Fue Presidente del Partido Acción Nacional y actualmente es Diputado Local, coordinador del grupo parlamentario del PAN y Presidente de la Junta de Gobierno en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
26 Enero 2020 04:00:00
El camino seguro del empleo
Escuchar Nota
La política debe servir de instrumento que propicie la prosperidad de todos. Se entiende que, habiendo recursos limitados, las acciones deben tener un elevado contenido estratégico, favoreciendo aquellas medidas que logren el mayor impacto. Pero, hay que tener cuidado para que ese efecto que se desea lograr no esté pensado en términos “electoreros” o del culto a la persona, sino en función de su efecto multiplicador, traducido en mejores condiciones de vida para los miembros de la sociedad.

Por esa razón la apuesta, deben ser las Pequeñas y Medianas Empresas, pues, como es sabido, estas concentran el mayor número de empleados formales y generan la mayor cantidad de riqueza, no solo en nuestra entidad, sino en todo el país. Hoy, sobre todo, ante el incierto panorama económico que vive México, en el que habrá cierta estabilidad, pero nulo crecimiento, necesitamos fortalecer a las Pymes.

Hace unos días, por ejemplo, la Organización Internacional del Trabajo presentó un estudio que pronostica un incremento del desempleo en México. Según ese organismo, se pasó de 1.8 millones de desempleados en 2018, a 2 millones el año que acaba de concluir. Pero el próximo la desocupación alcanzará los 2.1 millones y hasta los 2.4 millones en 2021. Esa situación representa una tragedia.

Entiendo que los gobiernos no son los responsables directos de la creación de empleos, pero sí están obligados a generar las condiciones que faciliten las inversiones productivas. También en las entidades federativas hay tareas que se deben realizar y que hoy son más importantes que nunca ante la falta de una política nacional congruente a la realidad del país. Peor aún, ante una imagen que se empieza a generalizar en el mundo con respecto a lo riesgoso que es invertir en México.

Como también supimos esta semana, la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo presentó su lista de las naciones más atractivas para la inversión de capitales extranjeros, con la novedad de que nuestro país ya no está más en el top 10 de ese ranking. Y aunque con la firma del nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá se mejorarán las perspectivas, el pronóstico es que, bajo la incertidumbre actual que generan las acciones y decisiones del Gobierno federal, difícilmente se podrán captar mayores inversiones.

Se tiene que decir, también que, a nivel estatal, sigue siendo urgente un de-sempeño más trasparente y ordenado en el manejo de las finanzas públicas. Sí, como sucedió de manera reciente, se contratan créditos a corto plazo, nada pierde la Secretaría de Finanzas de Coahuila al informar al Congreso como es su deber. El viejo adagio de no hacer cosas buenas que parezcan malas sigue funcionando, sobre todo, de cara a generar certidumbre que permita elevar la competitividad de nuestro estado.

Como puede apreciarse son muchas las tareas pendientes que todos debemos cumplir para fortalecer nuestra economía. Los tiempos y las circunstancias nos obligan a esmerarnos más. Ojalá y que se entienda que la política bien aplicada es un ingrediente esencial para reactivar el país y sacar de la pobreza a millones de mexicanos, por el único camino seguro: el empleo.


Imprimir
COMENTARIOS