0 1 2 3
×
4
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
15 Enero 2020 04:07:00
El cerco de la justicia
Escuchar Nota
Tres investigaciones colocan a Coahuila en el punto de mira de la justicia de Estados Unidos, las cuales sin duda tendrán consecuencias para políticos acusados de corrupción impunes en México. La primera es por causas parecidas a las que provocaron la detención de Genaro García Luna, señalado por haber recibido “decenas de millones de dólares” del cártel del “Chapo” Guzmán durante varios años; la segunda, por las denuncias de la UIF contra cuatro exgobernadores; y la tercera, por los supuestos vínculos del expresidente Peña Nieto con Juan Manuel Muñoz, “El Mono”, exoperador de los Zetas.

Según el fiscal federal Richard P. Donoghue, García Luna “abusó (de) su puesto como servidor público para ayudar al cártel de Sinaloa a traficar cocaína hacia los Estados Unidos. A cambio de sobornos millonarios, permitió a ese cártel, una de las organizaciones criminales más grandes y violentas del mundo, operar con impunidad en México”.(Reforma, 10.12.19).

La detención de García Luna es permanente, a solicitud de Donoghue, para evitar su fuga a México, donde podría recibir protección del cártel o de “funcionarios de alto rango”. El caso se asignó a la Corte Federal para el Distrito de Brooklyn, donde Joaquín Guzmán Loera fue sentenciado a cadena perpetua el 17 de julio de 2019.

El testimonio de Jesús “El Rey” Zambada en el juicio contra “El Chapo” puso en la picota a García Luna, quien el 3 de enero se declaró no culpable de los delitos imputados, pero podría llegar a un acuerdo judicial.

El acusado inició su carrera en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen, antecedente de la siniestra Dirección Federal de Seguridad) creado al principio del Gobierno de Salinas de Gortari y el cual fue de-

saparecido por el presidente López Obrador. Su nombre actual es Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Hermano de Ismael “El Mayo” Zambada –sucesor del “Chapo” en la jefatura del cártel del Sinaloa–, “El Rey” asegura haber entregado personalmente al exsecretario de Seguridad Pública entre 3 y 5 millones de dólares en efectivo. Jesús Zambada fue detenido el 19 de octubre de 2008 y extraditado a Estados Unidos el 3 de abril de 2012, último año de Calderón en la Presidencia.

“El primer cooperante estrella en la causa contra el capo del cártel de Sinaloa de la droga se centró (…) en detallar la estructura montada para sobornar a las autoridades federales, estatales y municipales mexicanas” (El País, 15.11.18).

Zambada enfrenta cargos por introducir durante varios años 200 toneladas de cocaína a EU, cuyo valor en el mercado se cifró en 5 mil 800 millones de dólares.

Según funcionarios estadunidenses, la droga se movió en aviones Boeing 747, submarinos, barcos contenedores y botes ultrarápidos, trenes, autobuses, tráileres y autos. Imposible hacerlo sin tener a las autoridades de su lado.

“El Rey” puede librar la cárcel de por vida, por su cooperación, mas no una sentencia larga. Quizá no en la temida prisión de máxima seguridad de Florence, Colorado, “la Alcatraz de las Rocosas”.

En ella, “El Chapo” y otros narcotraficantes, como Juan García Ábrego, exjefe del cártel del Golfo –raíz de los Zetas–, pasarán el resto de sus días.

En el mismo complejo permaneció varios años Osiel Cárdenas, sucesor de García Ábrego, quien se declaró culpable de cargos por narcotráfico, lavado de dinero y extorsión. Tras un acuerdo y una multa por 50 millones de dólares se dispuso su traslado a una cárcel de mediana seguridad.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22