×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
17 Febrero 2020 03:58:00
¿El Congreso del Estado es productivo?
Escuchar Nota
Cuando se habla del Congreso del Estado de Coahuila, simplemente para la gente es una institución de gobierno, un edificio decorativo, y en donde se encuentran los diputados locales, en donde la gente sigue sin saber cuáles son sus obligaciones.

La gente también sabe que es un lugar que representa un espacio para poder reclamar el incumplimiento de las promesas políticas, y también para echar en cara que no desquitan sus sueldos y canonjías otorgadas por el mismo Estado.

Su desconocimiento de sus funciones y obligaciones se ha deteriorado más desde hace un año atrás ya que mucho tiene que ver la falta de conocimiento, y destreza para quienes fungen como jefes de información del mismo Congreso del Estado, ya que personalmente conozco a quienes trabajan ahí y puedo asegurar que tienen capacidad, pero el problema no es ellos sino quienes toman la última decisión.

La mediocridad con la que pueden trabajar quienes hacen las funciones de información es el reflejo de quienes están como directores de comunicación social, haciendo que los diputados locales solo tengan dos opciones, es decir, que las actividades que realizan estén muy cercas o lejos, pero muy en especial la última porque la ciudadanía desconoce cuáles son las facultades y funciones de un diputado.

Solo para que los coahuilenses tengan una idea de lo que sucede dentro de ese edificio bonito, conocido como el Congreso del Estado de Coahuila de Zaragoza, los diputados locales tienen al menos una sesión por semana, es decir, un promedio aproximado de 52 en todo el un año de las cuales se ven entre siete u ocho puntos de acuerdo donde se abordan distintos temas.

Los puntos de acuerdo son aquellos temas que se ponen a discusión por los mismos diputados locales de esa legislatura actual o también pueden ser propuestas planteadas por otras fracciones parlamentarias o directamente de un organismo oficial o en particular.

También se discuten iniciativas de reformas a las leyes actuales o la creación de nuevas, aunque estas últimas son muy escasas porque algunos diputados simplemente las vuelven a escribir pretendiendo inventar el hilo negro.

Estamos hablando que al año se pueden estar discutiendo aproximadamente entre 450 a 500 puntos de acuerdo, además de reformas y “nuevas” leyes, así como iniciativas.

Pero algo que no sabe la mayoría de los coahuilenses y duele decirlo de manera directa a la yugular, es que esos puntos de acuerdo que ven los diputados locales son nada más que recomendaciones o sugerencias planteados por los diputados locales que bien, la última decisión de escucharlas son las instancias a las que van dirigidas o simplemente se hacen oídos sordos siendo ésta la que más predominan.

En mis más de 25 años de labor ininterrumpidas como periodista, así como con reconocimientos y participación internacional en la Excelencia del Periodismo siendo el único columnista representando a nuestro país en el 2018 quedando como finalista, he tenido la oportunidad de entrevistar y convivir con diputados locales coahuilenses de diferentes fracciones de partidos políticos y he escuchado de ellos muchas reformas con sustento, así como iniciativas que se han logrado en concretar en un proyecto de ley y/o decreto que lamentablemente no se les da difusión. Con esto trato de decir, que sí existe capacidad de políticos coahuilenses, pero su difusión no ha sido la correcta.

El trabajo de los diputados está en manos de los líderes de opinión, también conocidos en el argot político de buenas plumas coahuilenses, para que la ciudadanía pueda conocer mejor las obligaciones de sus diputados sean mejor juzgados en reconocer y desquitar sus sueldos, para que no estén tan alejados del pueblo porque solamente los ven durante campañas electorales porque ya después ni siquiera son para volver a visitar sus propios distritos. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org

Imprimir
COMENTARIOS