×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
20 Marzo 2019 03:16:00
El cumple de Krauze
Ricardo Sevilla, quien se presenta como “profesor, literato y traductor”, ha generado una controversia con un artículo en Aristeguinoticias.com titulado Krauze Operó contra AMLO. Testimonio de la Insidia.

El artículo empieza con la afirmación: “Durante poco más de 18 meses trabajé en el equipo de Enrique Krauze en una estrategia antilopezobradorista para que el actual Presidente de México no triunfara en las elecciones que, finalmente –y pese a la despiadada campaña que elaboramos en su contra–, terminaría ganando”. El autor afirma que tuvo contacto directo con Krauze: “En octubre de 2016 fui reclutado por Enrique Krauze, director de Letras Libres, y pagado por Coppel, a través de la A.C. Colección Isabel y Agustín Coppel”.

Después de la elección, añade: “No volví a ver a Enrique Krauze. Ni a tener ningún contacto con él. A decir verdad, solo traté con él un par de veces”. Krauze dice que nunca participó en ninguna campaña contra López Obrador, y sobre el autor del artículo afirma: “Nunca lo he visto en mi vida”.

Sevilla afirma que su contacto fue Fernando García Ramírez, quien trabajó en Letras Libres hasta 2016, pero olvida aclarar que hoy es asesor de la diputada Tatiana Clouthier, excoordinadora de campaña de López Obrador y actualmente vicecoordinadora del grupo parlamentario de Morena.

Clouthier incluyó la misma acusación contra Krauze en su libro Juntos hicimos Historia, una crónica de la campaña, pero no citaba fuente. “Se presume –escribió– que Agustín Coppel se reunió con Enrique Krauze para encargarle que prepararan contenidos intelectuales más refinados.

Los contenidos que adolecían de soporte periodístico fueron a parar a la página pejeleaks.org”. Hoy podemos “presumir” que la fuente de Clouthier era su actual asesor.

No sorprende que haya campañas sucias en una elección. La Procuraduría General de la República de Enrique Peña Nieto presentó acusaciones contra el candidato del PAN, Ricardo Anaya, por un presunto lavado de dinero que después resultó no tenía sustento.

López Obrador acusó a sus rivales de ser corruptos y pertenecer a una mafia del poder. Al final los electores tomaron su decisión.

En varios de sus tuits Sevilla muestra un odio visceral no solo hacia Krauze sino hacia su hijo, el periodista León Krauze, y hacia sus colaboradores y amigos. “Orita les voy a poner una chinga –intelectual– a su tamaño. ¡Sacatones!”, advirtió el 20 de febrero. El 14 de enero publicó: “Al lioso de Lión Krauze, hijo pródigo del ingeniero, ya le tocó la hora de salir a defender a su papi”.

El 13 de enero escribió: “¿Sabían ustedes que León, el hijo del ingeniero Enrique Krauze, Pascal Beltrán del Río y otros liberaloides de opereta no saben leer, los mensos?” El 9 de enero anunció su intención de generar ruido en Twitter: “Yo voy a retomar el mundo tuitero porque sé que por aquí andan muchos liberaloides diciendo imbecilidades. ¡Ya verán, jijos de Enrique Krauze!”

El presidente López Obrador no ha caído en la trampa. “Enrique Krauze –declaró el 18 de marzo– es un buen historiador y tiene una postura política no precisamente afín a la nuestra, pero merece todo nuestro respeto; yo he tenido con él algunas diferencias, pero tiene toda la libertad para expresarse, para manifestarse”.

La posición del mandatario, sin embargo, no acabará con los ataques de quienes tienen un profundo odio a quien quiera que tenga una posición crítica. Cuidado. Podemos caer nuevamente en el fascismo.

Reelección

En casi todos los sexenios se ha acusado al presidente de tratar reelegirse. Ahora la acusación se le dirige a López Obrador. Pero no hay razón para pensar que miente. El Presidente quiere un lugar en la historia, el cual podría perder si se reeligiera.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5